Acerca de Zona Geriátrica

El Dr. Carlos Sandoval Cáceres es un médico geriatra de amplia trayectoria. Actualmente escribe artículos en la Revista Dominical del Diario Uno y autor del libro "Ahora me toca a mí", en co-autoría con el Dr. Fernando Maestre. Y la "Enfermedad del Olvido" Confrontando al Alzheimer y otras demencias Docente universitario en pre grado en la Cátedra de Farmacología en la Universidad San Martín de Porras y la Universidad Continental de Huancayo, y docente de Post Grado en el residentado de la especialidad de geriatría en las universidades UNMSM y Ricardo Palma. Es médico asistente del servicio de geriatría del Hospital Angamos Essalud. Consultas Privadas: Clinica los Andes. Calle Asunción 177, Miraflores. Teléfonos: 221-0468 y 221-6032 anexo 5to piso.

Jane Fonda, ejemplo de envejecimiento activo

Jane Fonda, actualmente tiene 81 años de edad, es una estrella de Hollywood que siempre se mantiene en las primeras planas de las noticias. En los sesenta participó en muchas manifestaciones contra la guerra de Vietnam, inclusive en la actualidad lo hizo contra el calentamiento global, y fue detenida por la Policía en ambas ocasiones. Sex symbol por su belleza y talento, ya que en los ochenta fue la reina de los aeróbicos en la televisión.

En el cine o televisión, vemos adultos mayores haciendo el papel de abuelos indefensos, enfermos, dependientes u olvidadizos; muy poco como protagonistas, como abuelos activos y llenos de energía.

Jane Fonda aún rompe corazones, es una adulta mayor con un envejecimiento activo, saludable, sus papeles en cine y TV son protagónicos («El club de la lectura» o «Grace and Frankie») y sobre todo que no claudica en sus ideales.
Tomémosla como ejemplo a seguir, la edad avanzada no es excusa para no manterse activos.

La incontinencia urinaria es frecuente pero no es normal

Dr. Carlos Sandoval Cáceres
Médico Geriatra CMP 26547
Clínica Los Andes 2216032

incontinencia

Renata de 67 años, siente su ropa interior húmeda, sobre todo cuando tose, ríe o estornuda, ella siempre ha sido una persona alegre y extrovertida, pero ya no desea salir de casa, llora todo el tiempo y se siente muy infeliz. Acudió al geriatra, le diagnosticó incontinencia urinaria de esfuerzo, le indicó unas cremas y unos ejercicios y la incontinencia mejoró. También mejoró el ánimo y su calidad de vida.

La micción es un acto íntimo, que se realiza de manera discreta en un lugar privado. La incontinencia urinaria es el escape involuntario de orina, que es muy frecuente en el adulto mayor, se da más en las mujeres, tanto así que es considerado como uno de los grandes síndromes geriátricos pero de ninguna manera es algo normal en el envejecimiento.

Hagamos como Renata que acudió al médico para tratar este problema que tiene solución y no solo controló la incontinencia sino que mejoró su calidad de vida.