La Semana Santa y el Adulto Mayor

La Semana Santa y el Adulto Mayor

El domingo pasado, comenzó la Semana Santa con el Domingo de Ramos según la tradición de la Iglesia Católica, (que de paso marca el fin de la cuaresma que comenzó el miércoles de ceniza) y que representa la entrada triunfal de Jesús a Jerusalén, donde es recibido con grandes vítores y exclamaciones por parte del pueblo, y según la misma tradición, la gente aclamaba: “bendito el que viene en nombre del Señor” “Hosanna en las alturas”

Posteriormente llega el Jueves Santo en donde se recuerda la Última Cena de Jesús con sus apóstoles, y en donde el propio Jesús vaticina que será traicionado por uno de ellos, ese jueves, él bendice los panes y el vino, así mismo se recuerda el lavatorio de los pies a los apóstoles, el cual es recordado con el lavatorio de los pies a algunos ancianos del pueblo realizado generalmente por el obispo de la ciudad o el párroco de la iglesia.

En muchas ciudades según la tradición católica, se recorren las siete iglesias y generalmente se realiza a pie, pues el Perú se caracteriza por tener muchas hermosas iglesias una cerca a otras de manera que se pueden recorrer las siete iglesias a pie, tanto en Lima como en las muchas provincias de nuestro país, siendo la Semana Santa de Ayacucho la más famosa de todas porque allá se celebra con mucha devoción y porque también es una ciudad famosa por la gran cantidad de iglesias.

Otra tradición importante es que ese mismo Jueves Santo se realiza el ayuno, algunas personas lo realizan durante todo el día, y otros no desayunan pero si almuerzan y cenan.

Pero un dato muy importante es que ese Jueves Santo se realiza la bendición del aceite de oliva por el obispo, el cual será utilizado para ungir a los creyentes que lo requieran durante todo el año. El Jueves Santo se realiza la Unción de los enfermos, que es el actual sacramento que reemplazó al sacramento de la Extrema Unción (última unción) que era aplicado a los moribundos o agonizantes; actualmente no hay que estar en la etapa final de la vida para recibir los santos óleos, basta con ser anciano o estar enfermo y el sacerdote le puede ungir el óleo, en cualquier momento del año.

El Viernes Santo se recuerda la pasión (Vía Crucis) y muerte de Jesucristo a manos de los soldados romanos. Finalmente el Domingo de Resurrección que representa la resurrección de Jesús de entre los muertos para ir a los cielos.

Esta tradición es de acuerdo a la fe católica, pero es una fecha con muchas tradiciones según las costumbres de cada pueblo, en algunos pueblos europeos se repartía huevos frescos, que luego se convirtieron (con un uso comercial) en huevos de chocolates para beneplácito de los niños.

Si bien es cierto es una fecha de guardar y en muchos países son fechas festivas y feriados no laborales, (países predominantemente católicos). Según me contaban mis abuelos, y mis pacientes, la Semana Santa era una “fecha de guardar”, había mucha devoción durante esos días, incluso en algunos países las mujeres vestían de negro en señal de luto, por la muerte de Jesús, no se oía música y en las radios solo pasaban música clásica o música sacra en especial cantos gregorianos. Los niños no podían salir a la calle a jugar fútbol y mucho menos se iba a la playa (decían que si te metías al mar te podrías convertir en pescado o sirena). También no se hacía limpieza, no se lavaba ropa y se tendía la cama, se comía pescado en señal de humildad porque por un lado Jesús fue pescador y porque el pescado era una comida barata y asequible al pueblo. Una tradición muy popular era ver las famosas películas de Semana Santa, como “Los Diez Mandamientos”, “Ben Hur” y “El manto sagrado” que los pasaban todos los años y que todos los hemos visto varias veces cada Semana Santa.

Hoy en día esas tradiciones se han perdido o tienden a desaparecer, si bien es cierto algunos continúan y mantienen la tradición de oír misa, recorrer iglesias, practicar ayunos, etc, otras personas toman a la Semana Santa como un feriado largo y una oportunidad para beber y divertirse, es más a manera de sorna y desparpajo, algunas personas se atreven a llamar a esta celebración tan importante como la “Semana tranca” porque se bebe mucho licor. Basta con ver el litoral playero y ver la cantidad de carpas, y autos tipo casa rodante estacionados en las playas en donde la gente se baña, escucha música de todo tipo y a todo volumen y beben mucho alcohol.

Los adultos mayores son las personas que aún mantienen viva la tradición de la Semana Santa, y muchos de ellos se escandalizan con lo que actualmente se ve en estas celebraciones.

En lo personal no soy mucho de ir a escuchar misa ni a golpearme el pecho, pero soy muy respetuoso de los diferentes credos y creencias de mis conciudadanos.

RECOMENDACIONES 
Si van a ir de campamento o de viaje no dejen solos a los adultos mayores y si algún adulto mayor saldrá a recorrer iglesias o oír misa, tengan mucho cuidado en que no se vayan a extraviar, que les coloquen un cartelito con su identificación. Eviten las multitudes y los tumultos para que no se apretujen o incluso asfixien, se confundan o se caigan al piso.

A todos los creyentes y lectores del Diario UNO, les deseo una Feliz Pascua de Resurrección y sigan siempre el bueno ejemplo de nuestros adultos mayores.

Ahora los dejo, me voy a ver Ben Hur por enésima vez. 

 

Anuncios

Urge que el Gobierno Peruano firme la adherencia a la Convención Interamericana sobre la Protección de los Derechos Humanos de las Personas Adultas Mayores

Urge que el Gobierno Peruano firme la adherencia a la Convención Interamericana sobre la Protección de los Derechos Humanos de las Personas Adultas Mayores

El 10 de diciembre de 1948 en París se firmó la Declaración Universal de los Derechos Humanos, un documento que fue un hito para la historia de la humanidad. Hasta antes de esa fecha, tanto en Europa como en el resto del mundo, las personas tenían categorías, desde el nacimiento, los nobles o aristócratas, los ricos, el pueblo e incluso existían los esclavos, y los derechos de las personas, eran diferentes unos de otros. Antiguamente las personas nacían con más y menos derechos que otros, por lo tanto la justicia no era equitativa para todos.

Esta Declaración supone en primer lugar el reconocimiento universal de que los Derechos Humanos básicos y las libertades fundamentales son inherentes a todos los seres humanos, inalienables y aplicables en igual medida a todas las personas, que cada persona ha nacido libre y con igualdad de dignidad y de derechos. Independientemente de la nacionalidad, lugar de residencia, género, etnia, color de piel, religión, idioma o cualquier otra condición.

Así mismo existe un grupo de personas que son consideradas como población vulnerable, es decir aquellas que se encuentran en estado de desprotección o incapacidad frente a una amenaza a su condición psicológica, física y mental entre otras. Son grupos de personas excluidas tradicionalmente por razones, de educación, sociales, económicas entre otras.

Dentro de este grupo de población vulnerable se encuentras los Adultos Mayores quienes son precisamente la población vulnerable que requiere de la mayor atención por parte de los Estados y los grupo gubernamentales, es la población que consume la mayoría de los recursos hospitalarios, como la utilización de salas de emergencias, de operaciones, camas de hospitalización, consultas externas, medicamentos y procedimientos.

Sin embargo a pesar de ser un grupo considerado como vulnerable, con esta población ocurre lo opuesto, es decir es un grupo de personas discriminadas, o sea lo opuesto a la Declaración Universal de los Derechos Humanos.

Los Adultos Mayores tienes su Propia Declaración Universal

El 15 de junio del 2015 en la Organización de Estados Americanos OEA, se elaboró un documento muy importante la Convención Interamericana sobre la Protección de los Derechos Humanos de las Personas Adultas Mayores.

Este es el primer instrumento jurídico específico en materia de los Derechos Humanos de las personas adultas mayores para promover, proteger y asegurar el reconocimiento y pleno goce y ejercicio, en condiciones de igualdad, dirigidos a todas las personas adultas mayores de la región a fin de contribuir a su plena inclusión, integración y participación en la sociedad.

Este documento reconoce que la persona a medida que envejece debe de seguir disfrutando de una vida plena, independiente y autómata, con salud, seguridad, integración y participación activa en las esferas económicas, social y cultural y política de sus sociedades.

La salud, el envejecimiento activo es un Derecho Humano, por lo tanto no es negociable e independientemente del gobierno o sistema de gobierno debe de ser suscrito y adherido.

El Perú aun no firma la Adherencia a Este documento

Pese la entonces candidata a la segunda vicepresidencia (Dra. Mercedes Aráoz Fernández)  en remplazo del candidato a la Presidencia de la República (Dr. Pedro Pablo Kuczynski) se comprometió a firmar la Convención, hasta la fecha el Gobierno aún no ha se ha adherido.

El argumento del Gobierno peruano en no firmar la adherencia a la Convención es que uno de los puntos que se plantea es que el Gobierno brindaría seguridad social para todos los Adultos Mayores. Sabemos que el sistema de la salud del Perú básicamente está separado entre asegurados (quienes cotizan y han cotizado al Seguro Social, para recibir una prestación de salud) y quienes no cotizan al Seguro, recibirían la prestación de salud a través del Ministerio de Salud, quien cuenta con el SIS Seguro Integral de Salud.

Si bien es cierto, no se le puede dar seguridad social a todas las personas que no han cotizado a Essalud, pues en la actualidad el Seguro Social  funciona mal como sistema y al recibir una inmensa proporción de nuevos adherentes, el Seguro colapsaría, es obligación del Estado Peruano dar cobertura de salud a quienes no tienen Essalud.

Recordemos que el acceso a  la salud es un Derecho Fundamental del Ser Humano, por lo tanto sugiero que el Estado debe de potenciar el SIS e inscribir a todos los Adultos Mayores que no tengan Seguridad Social y de una vez por todas elaborar un Plan Nacional realista, objetivo y que soluciones los problemas actuales del adulto mayor, como fortalecer Atención Primaria de la Salud, potenciar el sistema de atención domiciliaria para adultos mayores en situación de dependencia y e incentivar la Promoción de la Salud y la Prevención de la enfermedad.

Muchas Gracias

 

Dr. Carlos Sandoval Cáceres

Médico Geriatra

pachogeriatra@yahoo.es

La Navidad y el Adulto Mayor

La palabra Navidad viene del latín Nativitas y significa nacimiento. Y esta fecha importante no solo la celebran los cristianos de todo el mundo, ya sean Católicos, Protestantes u Ortodoxos, pues las tres religiones celebran el nacimiento de Cristo, sino que, es una fecha celebrada por diferentes culturas a lo largo de la historia de la humanidad, pues coincide con el cambio de la primavera al verano en el hemisferio sur, como es nuestro caso en el Perú o el paso del otoño al invierno como es en el hemisferio norte, de ahí la costumbre de colocar pinos rodeados de nieve, renos que viven en el polo norte etc. Los romanos celebraban el nacimiento del Sol Invictus (el sol invencible), justo el 25 de diciembre pues ellos adoraban al sol, así como también lo adoraban nuestros antiguos antepasados, los Incas.

Lo importante de todo, independiente de la religión o cultura que tengan, la Navidad es una fecha muy importante que además de celebrar el nacimiento del Niño Jesús, es una fecha de unión familiar.

La Navidad se viene celebrando desde inicio del mes, con la colocación cada domingo de las velas del adviento y en muchos colegios, oficinas, clubes se van realizando actuaciones, intercambios de regalos, y en general cualquier tipo de compartir entre amigos.

Lamentablemente esta fecha importante de unión familiar se va volviendo cada día más materialista, y la gente piensa más en los regalos materiales y costosos, que el momento de compartir en general.

Algunas almas caritativas, con el fin de continuar compartiendo, realizan de manera voluntaria, chocolatadas y entrega de regalos a los niños con menos recursos, llevándoles una tarde de alegría, con música, regalos, panetón y chocolate (a pesar del calor de diciembre, el chocolate se sirve caliente continuando la tradición).

Los Grandes Olvidados 
Este año, he tenido la ocasión de colaborar, con muchas personas, dando mi cuota para los regalos, chocolatadas y entrega de regalos para niños pobres. Esta vez quisiera expresar mi malestar, debido a que todas estas actividades van dirigida a los niños y ninguna a los adultos mayores que viven en casas de reposo (asilos), y que esperan un momento de alegría y un compartir.

Así como los niños y adultos jóvenes disfrutan de la Navidad, los adultos mayores también la viven y la disfrutan, y de repente con más ganas, pues debido a su estado de soledad, es una ocasión y oportunidad para poder verse con sus amigos y seres queridos. En esta etapa de su vida, al adulto mayor ya no le interesa los regalos materiales, el bien que más aprecian es el tiempo y el poder compartir con sus seres queridos un momento especial con ellos, un beso, un abrazo, una caricia tierna. Y dentro de ese tiempo más calidad que cantidad, porque de nada vale meterse al cuarto del abuelo con un celular y ponerse a navegar y chatear sin tomarle la debida dedicación.

En muchas casas (menos mal que la minoría) a los adultos mayores los acuestan temprano para que “no estorben” y poder dar espacio a los niños, y jóvenes de la casa.

Les propongo a todas aquellas personas que comparten la Navidad con los niños pobres, que de 4 chocolatadas que organicen, una se la ofrezcan a los Adultos Mayores, ellos no solo se los van a agradecer sino que las personas que ofrezcan la chocolatada se sentirán muy felices de poder compartir la sonrisa, muchas veces sin dentadura, pero sincera y pura de un Adulto Mayor. El poder ver sonreír de agradecimiento y felicidad a un Adulto Mayor no tiene precio material, pero vale mucho espiritualmente

Indignación
No hace muchos días me indigné con el hijo de una paciente que tenía internada en el hospital en donde trabajo y quien me pidió que por favor, no le diese el alta médica a su madre tan pronto, que ya estaba repuesta del mal por el que estuvo hospitalizada, hasta que pasara la Navidad, ya que su casa era chica e iban a recibir a primos y sobrinos. Ya se imaginan la cara de indignación y rabia que le puse al hijo de ésta paciente que de paso estaba lúcida e ilusionada porque ya se había recuperado de su mal y deseaba regresar lo más pronto posible a su casa, para celebrar la navidad con toda su familia y en especial con sus nietos pequeños. Prácticamente le canté su vida entera al hijo de mi paciente y le dije que, así como él trataba a su madre, sus hijos lo iban a tratar a él, cuando tenga la edad y las enfermedades de su madre, pues los hijos son modelo de la conducta de sus padres.

Para muchas personas, los ancianos, son seres de estorbo en la casa, son individuos que quitan tiempo, espacio y recursos y que son seres lentos, torpes y olvidadizos, y luego nos preguntamos:¿acaso estas personas piensan que nunca van a envejecer y enfermarse?; este año regala tiempo de tu tiempo al adulto mayor, interésate, brinda afecto y comprensión; se tolerante, ten paciencia, ponte en sus zapatos, verás que una sonrisa lo vale todo, una sonrisa amable es motivadora, esperanzadora, y brinda alegría.

FELIZ NAVIDAD 
En nombre de la familia del Diario UNO y mío en particular quiero desearles a todas las familias peruanas y en especial a los Adultos Mayores una Feliz Navidad. Que el espíritu de la Navidad bañe con su gracia divina a todos los hogares peruanos y reine la paz y la armonía en todos los corazones.

Dr. Carlos Sandoval Cáceres

consultas@zonageriatrica.com