La canción criolla y el Adulto Mayor

Me contaba mi padre, que allá en los lejanos años cincuenta, tanto en Lima como en casi todo el Perú, la ciudad se paralizaba para escuchar en Radio Victoria a los “Ídolos del Pueblo”, es decir al famoso grupo de música criolla “Los Embajadores Criollos”, conformado por Rómulo Varillas, primera voz, Carlos Correa y Alejandro Rodríguez; en aquellos tiempos, me decía, se vivía y se gozaba de la Canción Criolla Peruana, que no solo era hermosa por su música y cadencia, sino por su letra, en donde se reflejaba la vida común y corriente de la gente del pueblo, sus romances, sus frustraciones, sus duelos e incluso narraban sus enfermedades como el Tísico. Si bien es cierto esas canciones sonaban en la radio durante los años cincuenta, estas canciones se volvieron inmortales, pues aun a pesar de alienación y la globalización se continúa oyendo canciones como “Hermelinda”, “El Huerto de mi Amada”, “El Pirata” entre muchas más.

Ya les he hablado de la importancia de la Musicoterapia, es decir la terapia a través de la música que la pueden desarrollar en la casa, el hospital o cualquier ambiente, hay talleres dirigidos por profesionales muy competentes y con mucha experiencia como los Terapeutas Ocupacionales y los Psicólogos, cada uno dentro de su profesión y su propia experiencia pero siempre con buenos resultados. La musicoterapia ayuda al movimiento, al equilibrio, la coordinación, mejora el tono muscular, evita las caídas, ayuda a combatir la depresión, la pérdida de memoria y la demencia. Incluso es recomendada para enfermedades del corazón, los pulmones y metabólicas como la Diabetes Mellitus. He tenido experiencias en donde un grupo de pacientes con demencia avanzada, de un momento a otro se ponen a cantar con la letra exacta de la canción que escuchaban. Recuerdo una vez, que por casualidad en la radio se escuchó, “El Tango Uno” de Gardel, y mis pacientes con demencia, muchos de ellos idos y desorientados, repentinamente se pusieron a cantar la canción a coro, otros a tararearla y otros llevaban el compás de la canción con las palmas y otros tamborileando contra la mesa.

El ver a un adulto mayor, cantar a voz en cuello, la música criolla, música de sus amores, es maravilloso, parece que no sufriese de ninguna enfermedad, y que el recuerdo de las letras incomparables de las canciones de antaño, de las canciones criollas, traen a su vida, paz, alegría, regocijo, remembranzas, alegría y felicidad, que se multiplican exponencialmente si se acompañan con bailes, pasos, pasitos, palmas, etc, de todos y se siente como un aliciente a seguir cantando.

La música da vida, y es para todas las edades, debe de seguir formando parte de nuestras vidas por siempre. Desde esta columna quiero rendirles un homenaje a aquellas personas que sembraron en nuestras almas y corazones nuestra música criolla, que no se pierda y nunca sea reemplazada por otra extranjera. Inculquémosles lo nuestro a las futuras generaciones de nuestro país y que escuchen, vivan y disfruten de la letra de esta música que es la música del pueblo.

Hasta Pronto y Muchas Gracias

Dr. Carlos Sandoval

Anuncios

Qué es el Delirium

¿Qué es el Delirium? 

Dr. Carlos Sandoval Cáceres

deliriumUna de las cosas que caracteriza y diferencia a al adulto mayor enfermo es que sus manifestaciones clínicas y la presentación de la enfermedad en ellos, no se presenta igual que en una persona joven o como se escribe en los libros de medicina. A veces el paciente puede cursar con un infarto al corazón y no tener dolor,  depresión sin pena, infección sin fiebre, abdomen agudo sin dolor abdominal entre varias situaciones. Hay que tener mucha experiencia en el manejo de estos pacientes adultos mayores y sobre todo tener y mantener un nivel de intuición y sospecha muy alto, incluso una caída que se podría considerar como un accidente casual dentro de la casa podría ser la manifestación de una neumonía. (uds se preguntarán, qué tiene que ver una caída con la neumonía y la respuesta en verdad es mucha).

Existe el concepto de la reserva funcional y es la capacidad de respuesta que tiene el organismo para compensar procesos agudos que ponen en peligro la salud de cualquier persona, por ejemplo en una infección se activa todo un arsenal de respuesta contra ese microbio invasor, se activan los glóbulos blancos que son las células de defensa y sus células especializadas como los linfocitos, macrófagos y neutrófilos que por un lado van a tratar de fagocitar (comerse) al microbio y por otro preparar sustancias (globulinas) que serían como bombas que van a actuar a distancia contra el invasor. Lo usual clínicamente es la aparición del decaimiento, el malestar y la fiebre como respuesta fisiológica normal. El adulto mayor al tener disminuidas sus defensas, muchas veces su organismo no responde adecuadamente y no presentan fiebre y los signos y síntomas los va a presentar muchas horas o días  después de que la infección ya está bien establecida en el organismo. En el adulto mayor muchas veces en vez de manifestar fiebre o taquicardia la infección puede manifestarse como caídas o delirium.

El delirium, también conocido como Síndrome Confusional Agudo o encefalopatía, es una alteración de la conciencia acompañado de trastornos cognitivos, que se instaura en un periodo breve de tiempo (horas o días) y tiende a ser fluctuante. En otras palabras el anciano que presenta un cuadro de delirium de un momento a otro puede presentar un sueño profundo, pasando al estupor y coma o al contrario, estar agitado e irritable. Muchas veces se va a presentar en pacientes que  son personas lúcidas sin antecedente de demencia previa. Asociado al trastorno de la conciencia el enfermo presenta confusión y muchas veces alucinaciones tanto visuales como auditivas, que pueden alternarse en momentos de lucidez y momentos de agitación (fluctuante).

Estos enfermos muchas veces son llevados por sus familiares  a la emergencia preocupados  por el nivel de conciencia que presentan y a veces por el prejuicio que se les tiene a los adultos mayores o por desconocimiento son considerados como cuadros demenciales sin haber consultado por su estado previo. Es importante decirle al médico de turno que el paciente no “está loco” ni demente, sino que este estado se ha presentado de un momento a otro y que el día anterior el paciente estaba perfectamente lúcido y en sus cabales.

La principal causa del delirium de lejos son las infecciones en el adulto mayor, como ya lo manifesté al principio en el adulto mayor las enfermedades no se manifiestan de la misma manera que se manifiesta en un joven o tal como lo dice el libro de medicina, el adulto mayor debido a que su capacidad de reserva funcional está disminuida, responde de manera diferente a lo usual, como por ejemplo el delirium, tener siempre presente que un adulto mayor con delirium, este estado no significa que nuestro familiar se volvió “loco” o demente para siempre sino que podría presentar una infección aguda que debe de tratarse inmediatamente, de lo contrario sí podría quedarse en ese estado de confusión para siempre. Generalmente las principales infecciones son las del tracto respiratorio seguidas del urinario, por lo que a todo paciente  que acude a la  emergencia por este problema, hay que solicitarles un hemograma, un examen de orina y una radiografía de pulmones.

Otras causas de delirium en el adulto mayor son los trastornos metabólicos como las alteraciones de los electrolitos por ejemplo la hiponatremia (disminución anormal de los valores de sodio en sangre), otros son la elevación de la glucosa, urea, transaminasas etc. De manera que el tratamiento va dirigido a resolver el trastorno metabólico de fondo en este caso corregir el sodio a valores normales.

Finalmente otro responsable muy común del delirium es el uso de los medicamentos, los medicamentos pueden tener efectos colaterales y reacciones adversas medicamentosas, que están publicados en todos los libros de farmacología, medicina interna y geriatría. Siempre hay que tener mucho cuidado en recetar cualquier medicamento nuevo a un adulto mayor. Entre la larga lista de medicamentos que pueden producir delirium están los anticolignérgicos, algunos psicofármacos y algunos antibióticos, El tratamiento va dirigido a retirar el fármaco y cambiarlo por otro de ser necesario.

Por lo tanto el delirium debe de ser tratado y manejado como una emergencia ya que si el paciente presentara una infección seria, éste podría morir de la infección o quedaren este estado para siempre, lo mismo que no tratar un problema metabólico o el retiro oportunos del medicamento.

 Bibliografía 

  • Altimir S. Síndrome confusional en el anciano. In CruzJentoft AJ, ed. Delirio y trastornos afines en geriatría. Barcelona: Glosa; 2005. p. 9-17
  • Ribera-Casado JM. El síndrome confusional agudo en alza. Rev Clin Esp 2005; 205: 469-71
  • Lázaro-Del Nogal, J.M. Ribera-Casado, Síndrome confusional (delirium) en el anciano, PSICOGERIATRÍA 2009; 1 (4): 209-221
  • Francis Joseph, Young G Bryan, Patient education: Delirium (Beyond the Basics), Jul 2017. https://www.uptodate.com/contents/delirium-beyond-the-basics

Día Mundial de Toma de Conciencia del Abuso y Maltrato en la Vejez

Dr. Carlos Sandoval Cáceres
Médico Geriatra consultas@zonageriatrica.com

violenciaUno de los principales aportes que ha dado la nueva Ley del Adulto Mayor la Ley 30490 recientemente promulgada en julio del 2016 en reemplazo de la Ley del Adulto Mayor, la Ley 28803 promulgada 10 años antes en julio del 2006, es que por un lado reconoce como fechas importantes según el artículo 33, a tomar en cuenta el día 15 de junio como el “Día Mundial de Toma de Conciencia del Abuso y Maltrato en la Vejez”, y en el Capítulo II todo un capítulo dedicado al Buen Trato al Adulto Mayor, la atención preferente al mismo así como una serie de artículos relacionados sobre la violencia contra el adulto mayor y lo más importante es que penaliza el maltrato y brinda la oportunidad para denunciar y castigar a las personas que lo infringen.

Muchas veces pensamos que el maltrato se refiere a algún tipo de violencia física como pegarles, jalarle de los pelos a un adulto mayor. Pero no es así el simple hecho de que se vulnere sus derechos como persona y ser humano ya se está haciendo algún tipo de maltrato contra el Adulto Mayor.

El mundo en general está en un proceso de envejecimiento poblacional, hoy en día ha disminuido el número de nacimientos por lo tanto cada vez hay menos niños y menos gente joven y por otro lado está aumentado la esperanza de vida, por lo tanto cada vez hay y habrán más Adultos Mayores, pero ese proceso de envejecimiento poblacional, está comenzando a manifestarse como un gran problema social y de salud pública, pues al haber cada vez más Adulto Mayores habrán más pacientes con enfermedades crónico degenerativas como la hipertensión arterial, la diabetes mellitus, los infartos tanto al corazón como al cerebro, los cánceres y las demencias entre muchos y entonces al haber cada vez más enfermedades crónico degenerativas va a aumentar el número de personas discapacitadas de las cuales muchas de ellas serán dependientes de otras.

El maltrato en la vejez es un tema tabú no muy bien considerado, comunicado ni tomado en cuenta en la sociedad ni en los medios de comunicación, existe en nuestro país grupos activistas de programas de derechos como “con mis hijos no te metas”, “ni una menos”, grupos muy sólidos dedicado al tema de igualad o ideología de género etc. Se promueve para que en las escuelas se enseñe la igualdad de los derechos de género, de lo cual estoy en total apoyo. Pero en las escuelas no se enseña la igualdad de derechos intergeneracionales, a respetar al adulto mayor, a cederle el asiento en el bus, a ayudarlo a cruzar la pista etc.

En nuestro país algo se ha logrado avanzar, tenemos una Ley del Adulto Mayor, tenemos una normas que regulan a los derechos de las personas con discapacidad, tenemos una norma que regula el funcionamiento de las casas de reposo (asilos) en donde antes cada uno hacia lo que quería y abría una casa de reposos como quien abre una bodega etc. Pero nos falta mucho aun por realizar en el tema de los Derechos de los Adultos Mayores.

Como mencione líneas arriba, el maltrato al adulto mayor no se refiere solo a la violencia física que de hecho existe, sino a la vulneración de sus derechos como persona y ser humano, el hecho de no abrigarlos en invierno, el no darles las medicinas que requiere, no alimentarlos, no darles un hogar digno es un tipo de maltrato, ese tipo de maltrato se llama negligencia.

El ofenderlos, tratarlos como a niños (papito, hijito, reinita) es un tipo de maltrato, al adulto mayor se le debe de tratar con respeto, ya sea por su nombre y de Usted (salvo que el adulto mayor les permita el tuteo)

Hoy en día una forma muy usual de maltrato a grandes escalas es la estafa, el timo, muchas personas incluidos algunos hijos, hacen mal uso de los bienes ya sea en propiedades o en dinero del adulto mayor en beneficio de ellos y en perjuicio del adulto mayor. Algunos inclusos les venden sus casas para luego dejarlos en el desamparo.

Como ya lo dijo el Gran poeta, “hermanos hay mucho que hacer”

Sigamos en la lucha ya asumida y continuada para que el Perú suscriba y firme la “Convención Interamericana sobre protección de los Derechos Humanos de las Personas Mayores”, promulgado en junio del 2015 por la OEA y de la cual el Perú aún no ha suscrito pese a que el entonces candidato a la presidencia de la Republica Dr. Pedro Pablo Kuczynski se comprometió a firmar.

Hasta Pronto

Dr. Carlos Sandoval Cáceres
Médico Geriatra consultas@zonageriatrica.com