Feliz Dia del Adulto Mayor

Feliz Dia del Adulto Mayor 

Ley de la Persona Adulta Mayor Ley Nº 30490 y de acuerdo al artículo 33 inciso 1 (referido a las fechas conmemorativas), de las que se declaró al 26 de agosto: Día Nacional de las Personas Adultas Mayores. En el artículo 33 inciso 2 dice a la letra: “Las entidades públicas y privadas incorporan en su calendario institucional las fechas conmemorativas, con la finalidad de promover la imagen positiva, revalorar y reconocer los derechos de la persona adulta mayor”. Promulgada el jueves 21 de julio del 2016 por el Congreso de la República y firmada por el entonces presidente de la República, Ollanta Humala Tasso.

Este 26 y todos los 26 de agosto se celebra el Día del Adulto Mayor en el Perú, en honor a la festividad de Santa Teresa Jornet de Ibrá, patrona de la ancianidad, que murió en Valencia, España, un 26 de agosto de 1897. Jornet fue fundadora de la congregación de las Hermanitas de los Ancianos Desamparados, obra que se extiende a Europa, América y África. En nuestro país opera en varias regiones, caracterizándose por el cuidado que les dedican a los adultos mayores en situación de pobreza.

Es decir que todos los 26 de agosto y en cumplimiento de la Ley del Adulto mayor, todas las entidades públicas y privadas no deberían dejar de considerar a este día. Así como se celebra y conmemora el Día de la Madre, del Padre y Navidad en las escuelas, se debe de promover esta fecha para que sea considerado como una celebración importante del calendario. Incluso algunas instituciones celebran el día de Carnavales y hasta Halloween. El niño aprende con el ejemplo, sea este el bueno o el malo. Si les enseñamos buenos ejemplos serán buenos ciudadanos y si les enseñamos los malos no serán buenos ciudadanos.

Debemos de promover no solo este día para que los jóvenes aprendan a respetar y a valorar a la persona adulta mayor, y no solo verla como una persona extraña y lejana a él, sino verlo como una persona que es un familiar, al que se le debe de respetar y querer, así como reconocer el aporte a la familia, e incluso a la patria cuando ellos estuvieron jóvenes.

El mundo está envejeciendo, la esperanza de vida está aumentando año tras año, por tanto cada vez habrá más personas adultas mayores en la comunidad. Las autoridades políticas y sanitarias, deben de promocionar la salud y la prevención de las enfermedades para alcanzar un envejecimiento exitoso o por lo menos un envejecimiento digno.

Debemos de prepararnos para este mundo que envejece día a día, se deberían de promocionar un poco más las ciudades amigables con los adultos mayores, para que estos puedan gozar de un lugar digno donde vivir, así también las autoridades deberán de adaptar los hospitales y centros de salud para atender a la población de adultos mayores con todas sus características.

El tema recién comienza, pero las predicciones estadísticas nos dicen que en el año 2030 (que no falta mucho) habrá el doble de adultos mayores y para el 2050 esta estimación poblacional se triplicará.

Quedan muchas cosas por hacer en el Perú:

* La firma de la “Convención Interamericana sobre la protección de los Derechos Humanos de las personas Adultas Mayores” OEA 2015.

* La Reglamentación de la Ley del Adulto Mayor Ley Nº 30490.

* La Reglamentación de la Ley N° 30795 Ley para la Prevención y Tratamiento de la Enfermedad de Alzheimer y otras demencias (28 de mayo del 2018).

* Reglamentación actual de las Casas de Reposo.

* Formación en las universidades en temas de geriatría y gerontología.

* Adaptación de los Centros de Salud a una población que envejece.

* Fomento de ciudades amigables con el Adulto Mayor.

Que esta fecha nos sirva para tomar conciencia sobre la importancia del adulto mayor, todos en algún momento llegaremos a ser personas adultas mayores y nos gustará que la sociedad esté preparada correctamente para favorecer un envejecimiento digno.

A nombre de Diario UNO y mío en particular, deseo darles un feliz y fraternal abrazo a todas las personas adultas mayores del Perú, en especial a la más pobres y en situación de dependencia.

Ahora los dejo, voy a terminar de preparar la marquesina alusiva al Día de la Persona Adulta Mayor en el Servicio de Hospitalización en donde trabajo.

Anuncios

“Envejecer sí, pero envejecer bien”

Hemos comentado en otros artículos, que estamos asistiendo a un proceso de envejecimiento poblacional, en donde las personas viven más, los avances sanitarios es decir, mejoría de las condiciones de vida y salud de la población han colaborado en ello, originándose un aumento de la esperanza de vida, y por otro lado los nacimientos han disminuido (debido a las políticas de control de la natalidad y el acceso a esos recursos) que se evidencia por la disminución de la tasa de natalidad.

Las razones del aumento de la esperanza de vida vienen asociados al control de muchas enfermedades que en el pasado eran mortales como las enfermedades infecciosas, debido al descubrimiento de los antibióticos. Estas enfermedades agudas, generalmente infecciosas han sido desplazadas por las enfermedades crónicas también conocidas como Enfermedades No Transmisibles (ENT).

Este cambio epidemiológico de enfermedades agudas a enfermedades crónicas nos ha llevado a otro gran problema socio sanitario. Hoy se vive más, pero la gente se enferma más. Es decir ahora existen más enfermos que antes. Y el tipo de enfermedad son las del tipo de enfermedades no transmisibles, o sea las crónicas. Destacando entre ellas, las enfermedades cardiovasculares, como la hipertensión arterial, insuficiencia cardiaca y las enfermedades coronarias siendo la más popular el infarto del corazón. Seguidas por el cáncer, la diabetes mellitus, las demencias entre muchas otras más.

Basta darse una vuelta por las salas de emergencia de cualquier hospital del país, ya sean los grandes hospitales como los más pequeños y podemos observarlos abarrotados de personas en especial personas adultas mayores. Igual sucede en las salas de hospitalización, cuidados intensivos y otros servicios más.

Hemos visto que el envejecimiento es un proceso heterogéneo y desigual, no todos vamos a envejecer de la misma manera. Muchas personas llegarán a los 60 años en perfectas condiciones mientras que otros lo harán en condiciones pésimas.

El gran reto de la Salud Pública ahora, ya no es que las personas vivan más, sino tratar de retrasar la enfermedad de tal manera que esta en vez de presentarse como lo era antes a los cincuenta, como el caso de la diabetes, o las enfermedades coronarias, estas se presenten a los sesenta o setenta, brindando unos 10 o 20 años más respectivamente que la persona esté libre de la enfermedad.

El reto de la geriatría, aunque pueda parecer mentira, no es que la persona viva muchos años y llegue a los 90 o 100 años, sino que el reto consiste en que la persona se mantenga independiente y funcional el mayor tiempo posible, con una adecuada calidad de vida.

Existen factores que van a determinar el envejecimiento individual de las personas, por un lado el factor genético, así las personas nacen con una carga genética, que por el momento no se puede modificar (tal vez en un futuro no lejano se puedan manipular los genes y las enfermedades genéticas), otro factor importante son los determinantes sociales, es decir, el lugar en donde le tocó nacer a la persona, si nació en un medio ambiente con recursos, con agua, desagüe, buena educación y acceso a la salud y/o le tocó nacer en un lugar sin dichos recursos, en la pobreza. Estos dos factores no dependen de la persona. Un tercer factor son los hábitos, si la persona practicó los buenos hábitos de vida como una buena dieta, ejercicios, buen sueño, acudió regularmente a sus controles médicos, en donde se incluyeron las vacunas y la prevención de las enfermedades, y por otro lado evitó o quizá practicó los hábitos nocivos como el consumo de drogas, tabaco y alcohol, el abuso del consumo de algunos medicamentos.

El reto de las autoridades sanitarias se centra en promover la salud, aplicando los buenos hábitos en la población y prevenir la enfermedad. Se puede retrasar muchas enfermedades de manera que la persona que estaba predestinada a sufrir de un infarto cardiaco a los 50, este lo podría presentar a los 70 gozando de buena calidad de vida durante esos 20 años.

Depende de uno mismo, desarrollar los buenos hábitos y desechar los malos, No olvidar acudir a los controles médicos para el tamizaje o descarte de muchas enfermedades prevenibles y no esperar el último momento.

No olvidar desarrollar la actividad física, la actividad mental, el contacto social, los chequeos médicos y finalmente estar en paz con uno mismo, es decir, el factor espiritual.

Bueno, ahora me voy al gimnasio a practicar media hora de elíptica, que es un excelente ejercicio cardiovascular, para hacer un poco de prevención y practicar un buen hábito saludable como es el deporte.

Los Adultos Mayores y la Comunidad LBGT

Hablar de este tema, de la comunidad LBGT, es decir de Lesbianas, Bisexuales, Gays y Transexuales, es un tema tabú, más aun si se trata de adultos mayores que pertenecen a esta comunidad (existen en toda sociedad, aunque se quiera ocultar).

Antiguamente las personas que no eran heterosexuales eran llamadas homosexuales, del tercer sexo (término actualmente descartado) o gays tomado del inglés. No vale la pena mencionar todas las jergas y maneras vulgares de cómo la gente se ha referido a este grupo poblacional. Debido a que las anteriores denominaciones no eran integradoras sino, más bien, dispersoras y discriminatorias, actualmente se habla de la comunidad LBGT para incluir a todo este grupo de minorías.

Las personas LBGT, han sufrido a lo largo de la historia, no solo discriminación, sino que han estado fuera de la ley, por lo que han sufrido privación de su libertad como cárcel, destierro, vivir de manera informal, torturas y penas de muerte.

El 28 de junio se celebra el “Día internacional de la comunidad LBGT”, también conocida como el Día del orgullo LBGT, antiguamente conocido como el Día del orgullo gay. Se celebra y recuerda este día en memoria del 28 de junio de 1969, en el Pub Stonewall, de Greenwich Village, en Nueva York, en donde hubo una feroz represión con muertos incluso de personas LBGT. Luego el colectivo se organizó para disponer de lugares donde pudieran reunirse libremente sin temor a ser arrestados. Desde esa fecha la comunidad LBGT realiza sus marchas en carros alegóricos, desfiles etc. Incluso se ha popularizado tanto que en muchas ciudades del mundo se celebra. Dadas las libertades actuales y a manera de protesta (la cual no comparto) algunos desfilan semidesnudos, y realizan actos obscenos delante de todo el mundo incluso de niños para expresar su “orgullo”, pues muchos no estamos de acuerdo con el mensaje equivocado que se entiende con esas demostraciones, y es mi humilde opinión: orgullo sí, libertinaje no.

En España el gobierno del dictador Francisco Franco, que se caracterizó por ser muy conservador y porque persiguió a grupos de personas que no pensaban como su régimen dictatorial, persiguió y apresó a muchas minorías. Muchos de estos sobrevivientes que en su momento de juventud fueron perseguidos por pertenecer a la comunidad LBGT, ahora son personas adultas mayores y han creado la “Fundación 26D”, pues un 26 de diciembre de 1978, se modificó la Ley del Dictador Franco, que se llamaba “Ley de Peligrosidad y Rehabilitación” que había sustituido otra Ley de 1933 “Ley contra los Vagos y Maleantes”, en donde incluían a todos los grupos minoritarios o comunidades no afectos a dicho régimen (comunistas, gitanos, masones, protestantes y comunidad LBGT)

Ahora bien, si la comunidad LBGT aún no está bien integrada y reconocida en la sociedad, se imagina Ud. ¿cómo se encontrarán las personas adultas mayores de esta comunidad? La persona adulta mayor es discriminada y apartada solo por el hecho de ser persona adulta mayor.

La Fundación 26 D de España tiene como lema “Trabajando con los mayores LBGT”.

En la Declaración Universal de los Derechos Humanos de las Naciones Unidas, se refiere que “ninguna persona debe de ser discriminada ya sea por sexo, edad, raza, cultura, etc”. Por lo tanto los adultos mayores no deben de ser discriminados por sus ideas, edad, raza o cultura, más bien es un grupo poblacional que debería de ser protegido porque pertenecen al grupo de personas vulnerables.

En la actualidad algunas personas van cediendo a estos prejuicios, incluso hay series de TV con actores de talla internacional como Jane Fonda y Lily Tomlin que actúan como adultos mayores LBGT, en la serie “Grace and Frankie” de Netflix en donde dos mujeres casadas y con familia luego de haber vivido más de cincuenta años en “la clandestinidad”, deciden “salir del clóset” y empezar a vivir una vida juntas, los dos personajes. Hay otras series más y algunas con muy buena acogida por parte del público.

Para terminar, ninguna persona debe de ser discriminada por sus ideas, pensamientos, color de piel, estado social, civil y estado económico y si estas personas pertenecen a este grupo minoritario darles nuestro apoyo y más aún si se trata de una persona adulta mayor. En nuestro país existen muchos LBGT que han reconocido públicamente su opción sexual, entre ellos personas del espectáculo, congresistas, periodistas, etc., muchos más que aun no se atreven a hacerlo, si son adultos mayores la situación es más difícil debido a la reacción negativa de los familiares y amistades, pues aun es muy difícil que muchos los acepten, aun hay mucho por entender.

Bueno, ahora los dejo, voy a atender a mi paciente el Sr. XXX, quien es un profesional exitoso, muy inteligente y que ha ocupado altos cargos para el Estado y quien es un adulto mayor LBGT.