Cuidado con el golpe de calor

En el Cerebro existe un importante órgano llamado hipotálamo, llamado así porque justo está situado debajo del tálamo que es una estructura más grande en el cerebro. El hipotálamo dentro de sus muchas funciones se encarga de la regulación del calor y el frío en nuestro organismo.

Cuando baja la temperatura y comienza el frÍo, el hipotálamo le avisa a todo el organismo para que genere calor a través del gasto de la energía, el cuerpo comienza a moverse, (nosotros de manera inconsciente nos frotamos las manos y el cuerpo), nos ponemos más ropa y nos abrigamos. Cuando la temperatura sube, (comienza a aumentar el calor), el hipotálamo avisa al organismo y nos vamos quitando la ropa, nos mojamos el cuerpo, abrimos las ventanas y tratamos de refrescar el ambiente.

El hipotálamo en los niños como los adultos mayores, que son quienes tienen las edades extremas de la vida tiene características diferentes, en el caso de los niños aún no está desarrollado y en los adultos mayores está un tanto atrofiado (así como algunas estructuras del cuerpo), por lo que en estas etapas de la vida, no regula bien en las situaciones de frÍo o calor, ocurriendo casos de hipotermia (baja de temperatura) o hipertermia (alza de temperatura) respectivamente.

Se denomina “Golpe de Calor”, al aumento de la temperatura del cuerpo por una exposición al sol (insolación clásica), por hacer ejercicios en ambientes calurosos o con poca ventilación, al punto que el cuerpo pierde agua y sales esenciales para su buen funcionamiento.

En el caso del Adulto Mayor que ha estado expuesto al sol o a ambientes calurosos, cerrados y poco ventilados, al no tener su centro termorregulador debidamente funcional, no es capaz de percibir la situación de calor, y de manera imperceptible e involuntaria va perdiendo agua y sales, mediante el sudor o transpiración que el cuerpo produce para refrescarse. Por un proceso fisiológico, muy usual, el hipotálamo se atrofie así como muchas partes del cerebro (lo podemos observar en una tomografía cómo el cerebro de un adulto mayor va perdiendo tamaño y agua y va disminuyendo de volumen y con una tendencia a “arrugase”). Al disminuir el tamaño del hipotálamo, la persona adulta mayor tiene menos sed e incluso pierde la sensación de la sed. Es muy frecuente observar que los adultos mayores tomen poca agua y líquidos en general, por lo que debemos de estimularlos y motivarlos constantemente a que beban líquidos.

¿Cómo reconocer si un adulo mayor presenta un caso de Golpe de Calor? Los síntomas y signos que se suelen presentar en el Golpe de Calor son: Tendencia al sueño, aletargamiento, cansancio, debilidad, presencia de calambres, mareos, dolor de cabeza, nauseas, vómitos, desvanecimiento, dificultad respiratoria, respiración superficial, pulso rápido y débil. Casos extremos puede llegar al coma.

¿Qué se debe de hacer ante un caso de Golpe de Calor? Si su paciente, está aún despierto, pero con algunos de los síntomas mencionados, lo primero que se debe de hacer es rehidratarlo, sobre todo con sales de rehidratación oral, ya sea las “bolsitas salvadoras” del Ministerio de Salud o los preparados comerciales que vienen embotellados, puede bañarlo con agua tibia (nunca helada porque podría ocasionar un efecto opuesto llamado vaso constricción). En el caso de que el sensorio esté comprometido (el estado de conciencia), debe de llevarlo a la emergencia de un hospital para que sea tratado con fluidos a través de la vena y con un manejo más intensivo.

Sol calor intenso temperatura alta

Recomendaciones finales
– No exponer durante mucho tiempo al calor a un adulto mayor, utilizar gorras, sombreros, sombrillas, de preferencia colocaral paciente en lugares con sombra.

– Instarles a beber de manera rutinaria líquidos, a pesar que no tengan sed.

– No colocarles tanta ropa en el verano. Usar ropa ligera.

– Ventilar los ambientes, no cerrar todas las puertas y ventanas y permitir el fluido de aire fresco. Evitar ventiladores directos al cuerpo del adulto mayor.

– Evitar las comidas copiosas y pesadas.

– Siempre tener al alcance agua, para que en caso de necesidad se la consiga rápido.

Anuncios

Urge que el Gobierno Peruano firme la adherencia a la Convención Interamericana sobre la Protección de los Derechos Humanos de las Personas Adultas Mayores

Urge que el Gobierno Peruano firme la adherencia a la Convención Interamericana sobre la Protección de los Derechos Humanos de las Personas Adultas Mayores

El 10 de diciembre de 1948 en París se firmó la Declaración Universal de los Derechos Humanos, un documento que fue un hito para la historia de la humanidad. Hasta antes de esa fecha, tanto en Europa como en el resto del mundo, las personas tenían categorías, desde el nacimiento, los nobles o aristócratas, los ricos, el pueblo e incluso existían los esclavos, y los derechos de las personas, eran diferentes unos de otros. Antiguamente las personas nacían con más y menos derechos que otros, por lo tanto la justicia no era equitativa para todos.

Esta Declaración supone en primer lugar el reconocimiento universal de que los Derechos Humanos básicos y las libertades fundamentales son inherentes a todos los seres humanos, inalienables y aplicables en igual medida a todas las personas, que cada persona ha nacido libre y con igualdad de dignidad y de derechos. Independientemente de la nacionalidad, lugar de residencia, género, etnia, color de piel, religión, idioma o cualquier otra condición.

Así mismo existe un grupo de personas que son consideradas como población vulnerable, es decir aquellas que se encuentran en estado de desprotección o incapacidad frente a una amenaza a su condición psicológica, física y mental entre otras. Son grupos de personas excluidas tradicionalmente por razones, de educación, sociales, económicas entre otras.

Dentro de este grupo de población vulnerable se encuentras los Adultos Mayores quienes son precisamente la población vulnerable que requiere de la mayor atención por parte de los Estados y los grupo gubernamentales, es la población que consume la mayoría de los recursos hospitalarios, como la utilización de salas de emergencias, de operaciones, camas de hospitalización, consultas externas, medicamentos y procedimientos.

Sin embargo a pesar de ser un grupo considerado como vulnerable, con esta población ocurre lo opuesto, es decir es un grupo de personas discriminadas, o sea lo opuesto a la Declaración Universal de los Derechos Humanos.

Los Adultos Mayores tienes su Propia Declaración Universal

El 15 de junio del 2015 en la Organización de Estados Americanos OEA, se elaboró un documento muy importante la Convención Interamericana sobre la Protección de los Derechos Humanos de las Personas Adultas Mayores.

Este es el primer instrumento jurídico específico en materia de los Derechos Humanos de las personas adultas mayores para promover, proteger y asegurar el reconocimiento y pleno goce y ejercicio, en condiciones de igualdad, dirigidos a todas las personas adultas mayores de la región a fin de contribuir a su plena inclusión, integración y participación en la sociedad.

Este documento reconoce que la persona a medida que envejece debe de seguir disfrutando de una vida plena, independiente y autómata, con salud, seguridad, integración y participación activa en las esferas económicas, social y cultural y política de sus sociedades.

La salud, el envejecimiento activo es un Derecho Humano, por lo tanto no es negociable e independientemente del gobierno o sistema de gobierno debe de ser suscrito y adherido.

El Perú aun no firma la Adherencia a Este documento

Pese la entonces candidata a la segunda vicepresidencia (Dra. Mercedes Aráoz Fernández)  en remplazo del candidato a la Presidencia de la República (Dr. Pedro Pablo Kuczynski) se comprometió a firmar la Convención, hasta la fecha el Gobierno aún no ha se ha adherido.

El argumento del Gobierno peruano en no firmar la adherencia a la Convención es que uno de los puntos que se plantea es que el Gobierno brindaría seguridad social para todos los Adultos Mayores. Sabemos que el sistema de la salud del Perú básicamente está separado entre asegurados (quienes cotizan y han cotizado al Seguro Social, para recibir una prestación de salud) y quienes no cotizan al Seguro, recibirían la prestación de salud a través del Ministerio de Salud, quien cuenta con el SIS Seguro Integral de Salud.

Si bien es cierto, no se le puede dar seguridad social a todas las personas que no han cotizado a Essalud, pues en la actualidad el Seguro Social  funciona mal como sistema y al recibir una inmensa proporción de nuevos adherentes, el Seguro colapsaría, es obligación del Estado Peruano dar cobertura de salud a quienes no tienen Essalud.

Recordemos que el acceso a  la salud es un Derecho Fundamental del Ser Humano, por lo tanto sugiero que el Estado debe de potenciar el SIS e inscribir a todos los Adultos Mayores que no tengan Seguridad Social y de una vez por todas elaborar un Plan Nacional realista, objetivo y que soluciones los problemas actuales del adulto mayor, como fortalecer Atención Primaria de la Salud, potenciar el sistema de atención domiciliaria para adultos mayores en situación de dependencia y e incentivar la Promoción de la Salud y la Prevención de la enfermedad.

Muchas Gracias

 

Dr. Carlos Sandoval Cáceres

Médico Geriatra

pachogeriatra@yahoo.es

La Navidad y el Adulto Mayor

La palabra Navidad viene del latín Nativitas y significa nacimiento. Y esta fecha importante no solo la celebran los cristianos de todo el mundo, ya sean Católicos, Protestantes u Ortodoxos, pues las tres religiones celebran el nacimiento de Cristo, sino que, es una fecha celebrada por diferentes culturas a lo largo de la historia de la humanidad, pues coincide con el cambio de la primavera al verano en el hemisferio sur, como es nuestro caso en el Perú o el paso del otoño al invierno como es en el hemisferio norte, de ahí la costumbre de colocar pinos rodeados de nieve, renos que viven en el polo norte etc. Los romanos celebraban el nacimiento del Sol Invictus (el sol invencible), justo el 25 de diciembre pues ellos adoraban al sol, así como también lo adoraban nuestros antiguos antepasados, los Incas.

Lo importante de todo, independiente de la religión o cultura que tengan, la Navidad es una fecha muy importante que además de celebrar el nacimiento del Niño Jesús, es una fecha de unión familiar.

La Navidad se viene celebrando desde inicio del mes, con la colocación cada domingo de las velas del adviento y en muchos colegios, oficinas, clubes se van realizando actuaciones, intercambios de regalos, y en general cualquier tipo de compartir entre amigos.

Lamentablemente esta fecha importante de unión familiar se va volviendo cada día más materialista, y la gente piensa más en los regalos materiales y costosos, que el momento de compartir en general.

Algunas almas caritativas, con el fin de continuar compartiendo, realizan de manera voluntaria, chocolatadas y entrega de regalos a los niños con menos recursos, llevándoles una tarde de alegría, con música, regalos, panetón y chocolate (a pesar del calor de diciembre, el chocolate se sirve caliente continuando la tradición).

Los Grandes Olvidados 
Este año, he tenido la ocasión de colaborar, con muchas personas, dando mi cuota para los regalos, chocolatadas y entrega de regalos para niños pobres. Esta vez quisiera expresar mi malestar, debido a que todas estas actividades van dirigida a los niños y ninguna a los adultos mayores que viven en casas de reposo (asilos), y que esperan un momento de alegría y un compartir.

Así como los niños y adultos jóvenes disfrutan de la Navidad, los adultos mayores también la viven y la disfrutan, y de repente con más ganas, pues debido a su estado de soledad, es una ocasión y oportunidad para poder verse con sus amigos y seres queridos. En esta etapa de su vida, al adulto mayor ya no le interesa los regalos materiales, el bien que más aprecian es el tiempo y el poder compartir con sus seres queridos un momento especial con ellos, un beso, un abrazo, una caricia tierna. Y dentro de ese tiempo más calidad que cantidad, porque de nada vale meterse al cuarto del abuelo con un celular y ponerse a navegar y chatear sin tomarle la debida dedicación.

En muchas casas (menos mal que la minoría) a los adultos mayores los acuestan temprano para que “no estorben” y poder dar espacio a los niños, y jóvenes de la casa.

Les propongo a todas aquellas personas que comparten la Navidad con los niños pobres, que de 4 chocolatadas que organicen, una se la ofrezcan a los Adultos Mayores, ellos no solo se los van a agradecer sino que las personas que ofrezcan la chocolatada se sentirán muy felices de poder compartir la sonrisa, muchas veces sin dentadura, pero sincera y pura de un Adulto Mayor. El poder ver sonreír de agradecimiento y felicidad a un Adulto Mayor no tiene precio material, pero vale mucho espiritualmente

Indignación
No hace muchos días me indigné con el hijo de una paciente que tenía internada en el hospital en donde trabajo y quien me pidió que por favor, no le diese el alta médica a su madre tan pronto, que ya estaba repuesta del mal por el que estuvo hospitalizada, hasta que pasara la Navidad, ya que su casa era chica e iban a recibir a primos y sobrinos. Ya se imaginan la cara de indignación y rabia que le puse al hijo de ésta paciente que de paso estaba lúcida e ilusionada porque ya se había recuperado de su mal y deseaba regresar lo más pronto posible a su casa, para celebrar la navidad con toda su familia y en especial con sus nietos pequeños. Prácticamente le canté su vida entera al hijo de mi paciente y le dije que, así como él trataba a su madre, sus hijos lo iban a tratar a él, cuando tenga la edad y las enfermedades de su madre, pues los hijos son modelo de la conducta de sus padres.

Para muchas personas, los ancianos, son seres de estorbo en la casa, son individuos que quitan tiempo, espacio y recursos y que son seres lentos, torpes y olvidadizos, y luego nos preguntamos:¿acaso estas personas piensan que nunca van a envejecer y enfermarse?; este año regala tiempo de tu tiempo al adulto mayor, interésate, brinda afecto y comprensión; se tolerante, ten paciencia, ponte en sus zapatos, verás que una sonrisa lo vale todo, una sonrisa amable es motivadora, esperanzadora, y brinda alegría.

FELIZ NAVIDAD 
En nombre de la familia del Diario UNO y mío en particular quiero desearles a todas las familias peruanas y en especial a los Adultos Mayores una Feliz Navidad. Que el espíritu de la Navidad bañe con su gracia divina a todos los hogares peruanos y reine la paz y la armonía en todos los corazones.

Dr. Carlos Sandoval Cáceres

consultas@zonageriatrica.com