El rock y la tercera edad

Artículo publicado en el el 3 de abril de 2016

La reciente visita de The Rolling Stones, cuyos integrantes tienen una edad promedio de más de 70 años, da pie a este interesante enfoque.

stones

CARLOS SANDOVAL CÁCERES

Está demostrado que la musicoterapia (la terapia a través de la música) es muy útil para diferentes problemas sean estos médicos, psicológicos o sociales como la depresión, la disminución de la memoria, trastornos del equilibrio, del lenguaje, del sueño, exceso de peso, problemas de dolor articular entre muchos problemas y son diferentes profesiones quienes lo desarrollan y ejecutan, como los médicos, psicólogos, terapistas físicos, terapeutas ocupacionales, foniatras, docentes, trabajadores sociales, etc. Y cada profesional desde su experiencia y perspectiva ejecuta de diferente manera y estilo siempre con un mismo fin y propósito.

En algunas situaciones se puede desarrollar en amplios salones en donde con la música los pacientes se van ejercitando, ya sea a través del baile, el tai chi, la meditación, relajación así como en aulas o consultorios e incluso parques y al aire libre.

Recuerdo en una ocasión que me encontraba en una casa de reposo visitando a los ancianos residentes, algunos de ellos con demencias avanzadas en donde el enfermo ya no podía reconocer incluso a sus familiares, otros ya no podían conversar y hablaban solo algunas palabras o emitían ruidos, ese mismo día durante la visita, de pronto pusieron un tango, recuerdo claramente que era el Tango Uno de Gardel y sucedió algo que me marcó para siempre. Una de las residentes de la Casa de Reposo se puso a cantar el tango y de pronto, sin previo aviso o ensayo y de improviso continuo otra residente y otro más y luego casi en coro, cantaron el famoso tango. Luego de acabada la canción, todos volvieron a su estado basal de siempre, es decir a su demencia. Desde ahí comencé a interesarme en el tema de la musicoterapia y revisando la literatura comprendí que podría ayudar a muchos pacientes con demencia que los propios medicamentos empleados para tal enfermedad.

bailando

Veamos el caso de Julio
Julio era un paciente de 70 años, quien había sufrido un accidente de tránsito en su juventud que le dejó una cojera permanente, posteriormente con el transcurrir de los años, Julio subió de peso y eso hizo que sus rodillas, cadera y columna soportaran más peso del acostumbrado ocasionándole una artrosis dolorosa, la cual se fue incrementando con el pasar del tiempo. Al inicio las medicinas lo ayudaban a calmar el dolor, pero luego estas ya no cumplían su efecto, incluso le produjeron un cuadro de gastritis. Acudió a terapia física para el tratamiento del dolor ocasionado por la artrosis en donde recibió terapias con agentes físicos como parafina, calor, y ultrasónicos, beneficiándose y calmándole en parte su dolor.

Se le recomendó que bajara de peso por lo que se le sugirió una dieta y ejercicios físicos, que debido a su cojera, su edad y su sobrepeso no podía ejecutar. La terapeuta física le sugirió que hiciera ejercicios con música del tipo aeróbicos con bailes. Cuando Julio acudió por primera vez a su terapia de aeróbicos, la entrenadora le preguntó sobre el tipo de música que él prefería y Julio pidió rock. A la terapista le llamó la atención el gusto de Julio pero como a ella también le gustaba el rock, le gustó la idea y puso música rock para la sesión de ejercicios, posteriormente luego de varias clases, desarrolladas de manera regular y con mucha disciplina Julio fue notando que disminuía el dolor de sus rodillas, se notaba más ligero y sobre todo perdió peso.

El Caso de los Residentes de una Casa de Reposo
Se iba a celebrar la fiesta del Día de la Madre en la Casa de Reposo y todo era movimiento ese día, fue un sábado un día antes del Día de la Madre. El administrador de la casa había contratado una pequeña orquesta de música que animaban la fiesta muy bien y sus integrantes eran jóvenes simpáticos, alegres y muy atentos.

La Casa de Reposo estaba decorada con globos y serpentinas, todo un ambiente de fiesta, los hijos de los residentes habían traído algunos bocaditos, tortas, bebidas gaseosas y el personal de la Casa de Reposo habia vestido a los residentes de la casa muy elegantes para la ocasión. Al inicio los músicos tocaron lo clásico que se suele poner en este tipo de fiestas, valses criollos, boleros y para los más “movidos” el mambo. Todos participaban de la fiesta de manera muy alegre, los ancianos bailaban entre sí, también lo hacía el personal de la Casa de Reposo, como las enfermeras y técnicas, que bailaban con los ancianos, con sus hijos e invitado e incluso yo también bailé en aquella fiesta del Día de la Madre.

De repente a uno de los chicos que tocaban en la orquesta se le ocurrió poner una canción de los Beatles, y contra todo pronóstico, quienes más disfrutaron de aquella canción fueron los propios residentes adultos mayores de la casa de reposo. Les pedí que pusieran una canción de Elvis Presley y sucedió lo mismo. Luego conversando con los residentes de la casa de reposo me dijeron que de jóvenes habían sido roqueros y que si bien es cierto los valses y boleros les gustaban disfrutaban mucho del rock.

stones2

Comentario
Muchas veces asociamos a la música del Adulto Mayor con la música antigua, de siglos pasados como la música clásica de Mozart o Beethoven, en otras ocasiones con el “Can can” o el “Foxtrot”, con la música criolla o los boleros. Muy pocos se imaginan ver a sus abuelos o sus abuelas bailando un rock. Parte de nuestra concepción del rock, es asociarlo a la guitarra eléctrica, baterías con tambores y platillos, amplificadores de sonidos y los efectos especiales, es decir instrumentos para los jóvenes. Sin embargo hoy en día muchas personas que ahora tienen setenta años y más crecieron bailando el rock, Elvis Presley, The Eagles, Joe Cocker, Los Rolling Stones o los Beatles fueron sus ídolos de juventud.

Hace unos años nos visitó en Lima Paul McCartney, el famoso roquero inglés integrante del célebre grupo de los Beatles y para sorpresa de todos acudieron cuatro generaciones a verlo, en un estadio lleno total. No solo acudieron a verlo gente joven sino de todas las edades, un amigo mío fue con su madre y su hija en ese caso tres generaciones. Cuando vino a Lima Paul éste tenía 72 años. Este mes vinieron los legendarios Rolling Stones en donde todos sus miembros sobrepasan la base siete y están muy activos funcional y mentalmente. (no representan su edad). Esta semana vino la inolvidable Olivia Newton John quien se encuentra regia y activa a los 67 años quien cantó y encantó en el Estadio Nacional. Y la lista de ejemplos es muy larga.

La música es buena para todas las personas, es buena para el cuerpo y para el alma, tiene propiedades muy buenas que ya las comentamos, nos ayuda incluso a controlar algunas enfermedades, nos relaja, fortalece nuestros músculos, mejora el equilibrio y así se evitan las caídas, de manera que no debemos de privar a nuestros adultos mayores de esta gran oportunidad que es escuchar, sentir y vivir la música.

Recomendación
Yo recomiendo que siempre les pongan a sus ancianos ya sea en sus hogares o casas de reposo un tipo de música que sea relajante y no estridente, que sea agradable al oído. Se le debe de preguntar al paciente y si no puede responderlo hacérselos a sus hijos qué tipo de música le gusta o le gustaba en su juventud a sus padres. Si el paciente es de origen andino seguramente le va a gustar el huaino, si es del norte tal vez una marinera, si es de Lima un vals criollo, etc, aunque esto no es una regla general. A mucha gente le gusta la música clásica y a otros no. A veces a la hora de poner música pensamos en nosotros mismos y ponemos la música que nos gusta y no pensamos en el gusto de nuestro paciente, de manera que no pensamos en lo que les gustaría a ellos. Imagínense si les pusiéramos a nuestros pacientes la música que ahora escuchan los jóvenes de hoy como el “perreo” o el “reggetón”, probablemente alteraríamos más a los pacientes y podríamos pensar que la música no sirve. La música sirve y es muy buena para muchos problemas pero debe de ser del gusto de nuestro paciente, ser agradable y placentera. Hasta pronto.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s