11 de marzo Día Mundial de la Enfermedad de Parkinson

Apropósito de los 200 años de esta enfermedad

 

Dr. Carlos Sandoval Cáceres

Médico Geriatra
consultas@geriatrasandoval.com

La Organización Mundial de la Salud declaró en el año 1997, que el 11 de abril se celebre el Día Mundial de la Enfermedad de Parkinson, coincidiendo esa fecha con la presentación por primera vez de esta enfermedad por el médico británico James Parkinson en el año 1817, a la que él denomino Parálisis Agitante en su célebre publicación: An essay on the shaking palsy.

Posteriormente el célebre y prestigioso neurólogo francés Jean Martin Charcot propuso que a esta enfermedad publicada y conocida como la parálisis agitante lleve el nombre de su descubridor y desde entonces se la  conoce como la Enfermedad de Parkinson.

Hoy se cumplen 200 años de esta enfermedad que se caracteriza por ser una enfermedad neurodegenerativa del sistema nervioso central (la segunda en prevalencia de las enfermedades degenerativas después de las demencias) y que generalmente se presenta en Adultos Mayores, vale decir en personas ancianas en más de un 90%, esta enfermedad se va a deber a la disminución progresiva de un neurotransmisor conocido como Dopamina que es un regulador de los movimientos musculares entre otras funciones (pues también participa en la formación de la leche materna y en la psicosis)

Esta enfermedad se va a caracterizar por una triada clásica que consiste en un temblor en reposo (es decir al enfermo le tiembla la mano mientras está en reposo y deja de temblar cuando realiza alguna acción como por ejemplo coger una taza de café), también va a presentar rigidez de casi todo el cuerpo comenzando por las extremidades y bradiquinesia es decir lentitud para realizar sus acciones como para caminar, moverse e incluso razonar. Además de esta triada clásica se pueden sumar una serie de signos y síntomas como el estreñimiento, la depresión, la fascies o cara de máscara (el rostro se ve como si lo hubieran encerado), el signo de la rueda dentada, letra pequeña al escribir, marcha festinante que al caminar arrastra los pies y da la impresión como si él mismo se estuviera persiguiendo y otros signos más.

Al ser una enfermedad degenerativa, crónica, progresiva e invalidante esta va a progresar desde los temblores pequeños hasta que el enfermo finalmente queda postrado en cama totalmente dependiente. Lamentablemente aún no se ha encontrado una cura para la enfermedad pero a diferencia de la enfermedad de Alzheimer existe un trabamiento farmacológico que ayuda mucho en los síntomas y signos de esta enfermedad, sobre todo al inicio de su presentación, en los estadios iniciales, que incluso da la impresión de que se ha curado la enfermedad pues el enfermo deja de presentar los signos y síntomas típicos de la enfermedad.

Conforme progresa el tiempo de la enfermedad ésta continua su curso y los medicamentos que al inicio fueron muy útiles dejan de funcionar.

A parte del tratamiento farmacológico existen una serie de terapias que ayudan mucho al enfermo con este mal, el cual es realizado por el equipo interdisciplinario que consisten en terapias física, ocupacional y del lenguaje, tratamiento psicológico, asesoría nutricional y el apoyo y soporte de los trabajadores sociales.

Es una enfermedad muy frecuente, que cursa generalmente con depresión a tal punto que existen dudas si esta depresión es de origen propia de la enfermedad o una reacción del enfermo al verse muy limitado en sus movimientos. Lo cierto es que la depresión y todos los problemas asociados a la enfermedad, debe de tratarse paralelamente tanto con medicinas como con terapias no farmacológicos realizado por el equipo interdisciplinario.

Luego de 200 años de su publicación hoy en día se conoce mucho más sobre esta enfermedad degenerativa, tanto en su fisiopatología como su tratamiento, actualmente en algunos centros a manera experimental y no de manera rutinaria se están realizando operaciones de neurocirugía con implantes de una especie de electrodos intracerebrales que podrían mejorar los síntomas de esta enfermedad.

Todo lo que sea beneficio en la calidad de vida de un adulto mayor siempre será bienvenido, siempre y cuando el beneficio sea mejor que los riesgos.

Finalmente luego de 200 años de descrita por primera vez esta enfermedad el estudio, el tratamiento y el trabajo en general con nuestros enfermos y en especial los adultos mayores continua sin parar, como objetivo esencial de la medicina: El paciente.

Hasta Pronto

 

Dr. Carlos Sandoval Cáceres

Médico Geriatra

consultas@geriatrasandoval.com

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s