Un Día de la Madre Diferente

Rosa de 85 años, madre, abuela y bisabuela, estaba acostumbrada a que el Día de la Madre sea todo un acontecimiento familiar, donde se reunían, se comía muy rico y se intercambiaban regalos entre todas las mamás de la familia, pero sobre todo se compartía el cariño y amor de toda la familia. Rosa está muy triste porque hace más de un año que no ve a sus seres queridos de manera física por la pandemia y sabe que otro año lo pasará sin ellos.

Le expliqué que hoy en día se cuenta con algunas tecnologías que permiten poder comunicarse con sus seres queridos, a través del internet todos a la misma vez y desde diferentes partes del mundo.

Finalmente Rosa se quedó tranquila porque podrá conversar con toda su familia vía Zoom, incluso estará presente un querido nieto que se encuentra en España haciendo su maestría. Desde el Diario El Trome queremos saludar a todas las madres del mundo por su Día y en particular a las madres adultas mayores

Un comentario en “Un Día de la Madre Diferente”

  1. Gracias por la felicitación, siempre bienvenida. Ha tratado usted el tema ” hablar solo” ? El poeta Antonio Machado lo explica de esta manera:
    “Quien habla solo espera
    hablar a Dios un día”
    Saludos desde Montevideo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.