Un Día de la Madre diferente

Dora tiene 84 años, vive en una casa de reposo. Enviudó muy joven,
crió a sus 4 hijos, ahora son profesionales exitosos y viven fuera del
país. Ella celebraba el Día de la Madre en familia; sus hijos y sus
nietos solían llevarla a comer fuera.
Debido al “corona virus”, la casa de reposo está en cuarentena, nadie
entra, nadie sale, incluido el personal (enfermería, cocina y limpieza).
Dora está triste pues no vera a sus familiares.
Le expliqué que, en la actualidad existen programas modernos como
las redes sociales, que permiten conversaciones grupales, desde
diferentes lugares y en tiempo real.
Se ha organizado un calendario para que los residentes de la casa
puedan conversar con sus hijos a través de cualquier medio moderno,
incluso desde el tradicional teléfono.
El Día de la Madre son todos los días del año y este domingo lo
celebramos.
Quiero desear un Feliz Día a todas las madres, en particular a las
madres adultas mayores.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.