La Vitamina D

Luis de 83 años, durante su juventud fue un hombre deportista y vigoroso, con el transcurrir de los años, bajó de peso, camina lento,
tenía cansancio y osteoporosis. Luis era un anciano frágil.
La fragilidad es un estado en donde el adulto mayor tiene la reserva
funcional disminuida y a veces responde de manera lenta o nula a
cualquier enfermedad. Se caracteriza entre otras cosas por presentar
sarcopenia que es la disminución de la masa muscular, pérdida de la
fuerza y lentitud para caminar.
Para mejorar la masa muscular y recuperar la fuerza, se debe consumir proteínas, hacer ejercicios del tipo de resistencia e ingerir vitamina D. La vitamina D se adquiere a través de la luz solar. Es recomendable que los adultos mayores salgan a los parques (acompañados y con su mascarilla) para recibir la luz solar, para su obtención de la vitamina D, que es muy necesaria para los huesos y sus músculos. Otra alternativa es consumirlo en tabletas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.