La lectura y el Adulto Mayor

Pedro obrero y jubilado de 70 años, nunca le gustó la lectura, ponía excusas a la hora de leer, “no tenía tiempo, estaba cansado o con algún dolor de cabeza”. Un día acudió a la Feria del Libro y vio como la gente, inclusive niños que iban con sus padres, compraban cantidades de libros y se animó por una novela ambientada en la edad media. Al inicio le era difícil concentrarse y llevar el ritmo de la lectura, poco a poco se dio cuenta de que disfrutaba leyendo, se sentía transportado a otro lugar y a otra época. Desde esa vez nunca más dejó de leer, terminaba un libro y comenzaba otro; se inscribió a un club de lectores, intercambiaban y comentaban los libros que iban leyendo.
La lectura no sólo es un hobbie, es una herramienta muy útil para mantenerse activo mental y socialmente y una terapia para prevenir la demencia. Sigamos el ejemplo de Pedro, la lectura es un gran pasatiempo, que te culturiza y te ayuda a prevenir el Alzheimer.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.