La actuación como un modelo de envejecimiento activo

Desde niña, a Rosa siempre le gustó la actuación, pero el destino no se lo
permitió. Estudió enfermería técnica, se casó, tuvo hijos y nietos; al jubilarse se
inscribió en el Club de la Tercera Edad de su barrio, para suerte de ella,
estaban solicitando voluntarios para una obra teatral. Rosa no lo dudó y se
matriculó.
A sus 70, actuó por primera vez y de manera magistral, desde ese día no paró
de actuar. La actuación se estimula, la memoria, la expresión corporal, la
improvisación y el lenguaje. Mejora la autoestima y la solidaridad. La OMS
define el “Envejecimiento Activo como el proceso de optimización de las
oportunidades de salud, participación y seguridad, con el fin de mejorar la
calidad de vida de las personas que envejecen”.
Envejecer activamente es tener salud y participar en la sociedad donde uno
vive y no ser pasivo. Sigamos el ejemplo de Rosa que a sus 70 años pudo
actuar y completar un anhelo de juventud.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.