El Día del Trabajador y el Adulto Mayor

Pedro de 72 años, toda su vida trabajó informalmente, gracias a su esfuerzo sacó adelante a su familia, construyó su casa, dio educación a sus hijos, y hoy son profesionales. Pero debido a su trabajo informal, no pudo jubilarse, gozar de un seguro de salud y una pensión.
Hoy Pedro sigue trabajando, para poder costear sus medicinas, debido a la hipertensión y dolores articulares. Él no desea pedir dinero a sus hijos, dice que el trabajo lo mantiene activo y lo distrae.
Ayer 1 de mayo se celebró el Día del Trabajo, en homenaje a los mártires de Chicago – EEUU, que el 1 de mayo del 1886 lucharon por los derechos laborales y un trato digno para el trabajador, la jornada de 8 horas, vacaciones, seguridad social, etc.
El caso de Pedro es sólo un ejemplo de los múltiples casos que ocurren en el país, ojalá llegue el día que los todos los adultos mayores puedan gozar de una buena jubilación con todos sus derechos y beneficios laborales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.