EL ADULTO MAYOR Y EL FUTBOL

Julio de 81 años, está postrado en cama, tiene hemiplejia y afasia hace 3 años. De joven
practicó deportes, el futbol era su pasión, incluso jugó en las ligas de su provincia.
En la visita médica, lo encontré triste porque no podía ver La Copa América, el televisor
estaba en la sala y solo podía escucharlo por radio en su habitación . A lo lejos escuchaba los gritos de sus hijos o sobrinos cuando metían goles o hacían alguna falta. Recomendé a sus hijos que el partido final lo lleven a la sala y que lo vean todos juntos.
Ese día Julio estuvo radiante, alegre, disfrutó el partido, hizo barra, tomó medio vaso de
cerveza e incluso se le escapo una lisura.
Los adultos mayores no deberían de estar marginados en la casa recluidos en un cuarto
oscuro y sin estímulos, deben de participar de la mesa y reuniones con todos y disfrutar
los momentos felices en familia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.