Carnavales, los de mis tiempos

Mario de 80 años, cajamarquino, veía como un grupo de jóvenes
perseguía a una chica a la que alcanzaron, le aventaron globos con
agua, le pintaron la cara y finalmente la metieron a un barril de agua
sucia.
Mario comentaba cómo eran los carnavales en su pueblo, donde
había desfiles, corsos, paseos y concursos de belleza en donde
participan grandes y chicos, toda una fiesta popular. La gente se
refresca con agua limpia y perfumada pero todo dentro del respeto y
la camaradería de amigos y vecinos.
El carnaval es una costumbre que viene desde el antiguo Egipto,
continuada por muchos países como Tenerife en Espala, Venecia
en Italia y Cajamarca en el Perú, siendo el Carnaval de Brasil el
más conocido del mundo por su fiesta multicolor.
Febrero es el mes más caluros del año y a todos nos provoca un
poco de agua fresca y limpia para combatir el calor. Jugar a los
carnavales, con nuestros amigos es bueno, pero tenemos que
hacerlo con el decoro y respeto a nuestros vecinos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.