Archivo de la etiqueta: Zona Geriatrica

El Herpes Zoster

Marcia de 85 años, presentó dolor punzante a nivel del tórax, tomó algunos analgésicos sin buen resultado, a los 3 días enrojecimiento de la piel y la aparición de algunas ampollas. Acudió consulta, Marcia tenía Herpes Zoster.

El herpes zóster es una infección generada por la reactivación del virus varicela-zóster de su estado de latencia en un ganglio nervioso. Los síntomas suelen comenzar con dolor a lo largo del nervio afectado, seguido de 2 o 3 días por una erupción vesicular.  Puede aparecer en cualquier persona generalmente en adultos mayores con bajas defensas y estrés. Al ser una enfermedad viral, no tiene tratamiento, se espera a que sequen las vesículas y se indican analgésicos. El dolor puede persistir luego de desaparecer las ampollas y el enfermo debe de tomar analgésicos por mucho tiempo. Existe la vacuna contra el Herpes Zoster pero lamentablemente el Estado no la cubre y es costosa. Ahora Marcia vive tranquila en su casa.

ACCESO A LA SALUD Y A LA SEGURIDAD SOCIAL

https://www.youtube.com/watch?v=b4bR4y2E9nw

Los Olvidos Benignos en el Adulto Mayor

Rosa de 80 años, siempre ha gozado de una buena memoria, puede recordar los números telefónicos de todos sus contactos y es famosa por recordar las fechas de cumpleaños de todos sus amigos.
Acude a mi consulta preocupada porque su memoria ya no era la de siempre y está presentando algunos olvidos y tiene miedo de sufrir de Alzheimer.
Luego de examinarla pude ver que la memoria de Rosa estaba en perfectas condiciones, Rosa sufría de Olvidos Benignos
Los Olvidos Benignos son frecuentes en todas las etapas de vida, nuestro cerebro no puede recordarlo todos, va depurando día a día mucha información no valiosa y se queda con la valiosa. Olvidar es normal. Con la edad disminuye la capacidad del cerebro para recordarlo todo, así como disminuye la función de muchos órganos, de ninguna manera se trata de una demencia. A estos olvidos también se le conoce como Olvidos Seniles.
Rosa está tranquila, sigue con su buena memoria y disfruta de la vida.

Cirugía Plástica en el Adulto Mayor

Viviana de 77 años, siempre fue coqueta y femenina desde niña. Le gusta tener una buena apariencia, se tiñe el cabello, come sano y hace deporte. Acudió a mi consulta medio avergonzada para preguntar si era posible someterse a una cirugía plástica, deseaba hacerse un estiramiento de su rostro.
La Cirugía Plástica es la especialidad quirúrgica que se ocupa de la corrección de los problemas congénitos, adquiridos y tumorales. También se aplica en la reparación por quemaduras. Luego se aplicó en el campo estético para mejorar la apariencia y el rejuvenecimiento.
Si el paciente supera los riesgos cardiacos y desea someterse a una cirugía plástica, está completamente permitido. La operación no va detener el envejecimiento, solo cambia la apariencia, y la persona se sentirá bien. Pero una persona se somete a muchas operaciones, puede llegar a la desfiguración por sobre estiramiento de la piel. Viviana se operó y “rejuveneció” algunos añitos.

No Existen los Tónicos para la Memoria

Roberto ingeniero civil de 81 años jubilado, siempre gozó de una gran memoria, fue siempre un gran lector. Famoso porque solía memorizar los números telefónicos y las fechas de cumpleaños de todos sus allegados. Acude a mi consulta porque nota que su memoria no es la de antes y me pidió que le recete un “tónico para la memoria”. Le expliqué que no existen los tónicos para la memoria pero sería bueno un chequeo completo.


Los análisis arrojaron, una leve anemia, deficiencia de hormona tiroidea.
Muchas veces las personas creen que un tónico o una pastilla milagrosa les va a solucionar los problemas de la memoria. Sin embargo; descuidan sus chequeos y su salud en general. El mejor tónico para la memoria es mantenerse activo física y mentalmente, dormir bien, estar bien con los valores de laboratorio y conservar un buen peso.
Roberto, comenzó a recibir hormona tiroidea y comenzó a hacer ejercicios. Ahora su memoria ha vuelto a ser la de siempre.

¡Doctor: Mi Mamá no quiere comer !!!

Marcia de 88 años, siempre tuvo buen apetito, disfrutaba de la comida, y en especial compartirla con su familia y amistades. Siempre fue de contextura gruesa.
Últimamente su apetito ha disminuido y ya no desea comer como antes. Su hija acude a mi consulta preocupada por el apetito de su Madre. Luego de evaluarla y ver sus resultados de laboratorio. Todos en valores normales. Es normal que con el transcurrir de los años el apetito de las personas adultas mayores disminuya, debido a que el organismo ya no necesita tantas calorías pues la actividad física va disminuyendo. Si los valores de hemoglobina, albúmina, y colesterol están normales, no hay que preocuparse mucho.
Muchas veces el estrés de que nuestros padres no coman bien es por nosotros mismos. Nos estresamos cuando no comen y nos calmamos cuando comen.
Es normal que coman menos, con un buen desayuno y un almuerzo es lo ideal y por las noches con un té o un caldo es suficiente.

Onicomicosis: Hongos en las uñas

Roberto de 80 años, acude a mi consulta porque tenía los pies muy secos como costras y escamas. Presentaban mal olor y pude ver que todas las uñas de los pies estaban en mal estado de conservación a pesar de tener los pies limpios.
Roberto tenia onicomicosis.
La onicomisis es la infección crónica de las uñas, generalmente de los pies por los hongos. Pueden comprometer la zona entre los dedos y la planta, lo que se conoce como Pie de atleta. Se debe a la humedad, al mal secado y a la falta de higiene. Cuando uno se infecta, el hongo permanece y es muy difícil de erradicar.
Puede ser vía de entrada de otras infecciones. Se debe de tener los pies limpios y secos. El tratamiento dura alrededor de los 8 meses, con cremas y lociones medicados y cuando es necesario se receta pastillas. No se recomienda el talco.
Roberto recibió tratamiento, con cremas y lociones, por más de un año.
Actualmente tiene sus pies sanos, limpios y sin mal olor.

La Sarcopenia

Mauricio de 78 años, es una persona que ha hecho deporte toda su vida, fue campeón olímpico en el colegio y la universidad. Desde los 60 años caminaba 5 km diarios y hacía una rutina de planchas y abdominales en su casa.
Recientemente ha bajado 5 kg, se siente cansado y ya no tiene la fortaleza de antes. Desde que inició la pandemia ya no sale a caminar y tampoco hace los ejercicios en casa. Luego de evaluarlo y de ordenarle algunos análisis de laboratorio, todo se encontraba bien. Mauricio estaba cursando con sarcopenia.
La sarcopenia es la disminución de la masa y fuerza muscular, y es un
componente de la fragilidad, que es un indicador del envejecimiento. La
sarcopenia se trata con ejercicios especialmente de pesas y la ingesta de proteína de origen animal como carnes y huevos.
Mauricio nuevamente está saliendo a caminar y ya comenzó a hacer sus ejercicios en casa. Pronto espera retornar al ritmo de antes y ser la persona de antes.