Archivo de la etiqueta: médico peruano

El Herpes Zoster

Marcia de 85 años, presentó dolor punzante a nivel del tórax, tomó algunos analgésicos sin buen resultado, a los 3 días enrojecimiento de la piel y la aparición de algunas ampollas. Acudió consulta, Marcia tenía Herpes Zoster.

El herpes zóster es una infección generada por la reactivación del virus varicela-zóster de su estado de latencia en un ganglio nervioso. Los síntomas suelen comenzar con dolor a lo largo del nervio afectado, seguido de 2 o 3 días por una erupción vesicular.  Puede aparecer en cualquier persona generalmente en adultos mayores con bajas defensas y estrés. Al ser una enfermedad viral, no tiene tratamiento, se espera a que sequen las vesículas y se indican analgésicos. El dolor puede persistir luego de desaparecer las ampollas y el enfermo debe de tomar analgésicos por mucho tiempo. Existe la vacuna contra el Herpes Zoster pero lamentablemente el Estado no la cubre y es costosa. Ahora Marcia vive tranquila en su casa.

ACCESO A LA SALUD Y A LA SEGURIDAD SOCIAL

https://www.youtube.com/watch?v=b4bR4y2E9nw

¡Doctor: Mi Mamá no quiere comer !!!

Marcia de 88 años, siempre tuvo buen apetito, disfrutaba de la comida, y en especial compartirla con su familia y amistades. Siempre fue de contextura gruesa.
Últimamente su apetito ha disminuido y ya no desea comer como antes. Su hija acude a mi consulta preocupada por el apetito de su Madre. Luego de evaluarla y ver sus resultados de laboratorio. Todos en valores normales. Es normal que con el transcurrir de los años el apetito de las personas adultas mayores disminuya, debido a que el organismo ya no necesita tantas calorías pues la actividad física va disminuyendo. Si los valores de hemoglobina, albúmina, y colesterol están normales, no hay que preocuparse mucho.
Muchas veces el estrés de que nuestros padres no coman bien es por nosotros mismos. Nos estresamos cuando no comen y nos calmamos cuando comen.
Es normal que coman menos, con un buen desayuno y un almuerzo es lo ideal y por las noches con un té o un caldo es suficiente.

La Sarcopenia

Mauricio de 78 años, es una persona que ha hecho deporte toda su vida, fue campeón olímpico en el colegio y la universidad. Desde los 60 años caminaba 5 km diarios y hacía una rutina de planchas y abdominales en su casa.
Recientemente ha bajado 5 kg, se siente cansado y ya no tiene la fortaleza de antes. Desde que inició la pandemia ya no sale a caminar y tampoco hace los ejercicios en casa. Luego de evaluarlo y de ordenarle algunos análisis de laboratorio, todo se encontraba bien. Mauricio estaba cursando con sarcopenia.
La sarcopenia es la disminución de la masa y fuerza muscular, y es un
componente de la fragilidad, que es un indicador del envejecimiento. La
sarcopenia se trata con ejercicios especialmente de pesas y la ingesta de proteína de origen animal como carnes y huevos.
Mauricio nuevamente está saliendo a caminar y ya comenzó a hacer sus ejercicios en casa. Pronto espera retornar al ritmo de antes y ser la persona de antes.

21 de septiembre Día Mundial de la Enfermedad de Alzheimer

Ayer miércoles 21 de septiembre se celebró el Día Mundial de la Enfermedad de Alzheimer, por la Organización Mundial de la Salud (OMS) y auspiciado por Alzheimer ‘s Disease International (ADI).
El Alzheimer es el principal tipo de demencia senil que abarca al 60% de todas las demencias y lleva este nombre en honor al primer médico que la describió, el alemán Dr. Alois Alzheimer en el
año 1906.
El Alzheimer es una enfermedad degenerativa del cerebro que se caracteriza porque va borrando todos los recuerdos que tiene una persona y se pasa de ser una persona productiva y trabajadora
a una dependiente de otros. Es muy penosa, compromete al enfermo, a la familia y a la sociedad.
Existen factores de riesgo prevenibles que podemos evitar para no adquirir esta enfermedad como el control de la presión arterial, la diabetes, el colesterol, la obesidad y promover los hábitos
saludables como la buena alimentación, la actividad física y la lectura.

La Demencia Vascular

Nora de 55 años, acude a mi consultorio con Roberto su padre de 85 años porque está preocupada. Roberto ha comenzado a hablar lento, presenta muchos olvidos y tiene mucho sueño. Es hipertenso desde hace más de 20 años. Le indiqué una tomografía de cerebro y se evidenciaba imágenes de infartos cerebrales antiguos.
Roberto tenía una demencia de tipo vascular.
La demencia vascular es otro tipo de demencia, similar al Alzheimer pero
relacionado con pequeños y múltiples infartos cerebrales que pasaron de manera desapercibida, es decir nadie supo que los presentó. Estos infartos fuertemente asociados a enfermedades como la hipertensión, y la diabetes mellitus. Esta demencia evoluciona más rápido que el Alzheimer pero controlando la presión arterial y tomando aspirina y recibir terapias, pueden retrasar su evolución.
Le ajusté las medicinas para presión, le indiqué aspirina y vitamina B12 y terapias de rehabilitación, nutrición y psicología.

El mes de la Enfermedad de Alzheimer

Hace más de un siglo, un joven médico patólogo y neurólogo alemán, el Dr. Alois Alzheimer, describió una nueva enfermedad caracterizada por pérdida de la memoria, trastornos de la conducta y que finalmente lleva a la dependencia.
Posteriormente dicha enfermedad resultó ser un problema muy frecuente en personas adultas mayores y se propuso que llevase su nombre. Muchos años después, la Organización Mundial de la Salud y la Alzheimer’s Disease Internacional (ADI) en 1994 propusieron que el 21 de septiembre se conmemore el Día de la Enfermedad de Alzheimer. La idea de elegir una fecha, es para que la población tome conciencia de la importancia de esta enfermedad, que compromete a la persona que la padece e implica a toda su familia. Tan preocupante que ha sido considerada un problema prioritario de salud pública, pues esta enfermedad está asociada al envejecimiento poblacional. A la fecha no
existe medicina que cure o detenga su curso.

Día de la Enfermera

Mary es una enfermera jubilada de 80 años, quien trabajó al cuidado de sus enfermos por más de 40 años, amaba su profesión y pudo compartir su tiempo entre su trabajo y su hogar. Actualmente es mi paciente y padece de hipertensión arterial y artrosis, es una buena paciente, cumple con su medicación, realiza actividad física y comer sano.
Está muy emocionada porque este 30 de agosto es el Día de la Enfermera y a pesar de ya no trabajar en su hospital podrá verse con sus excompañeras de trabajo. Habrá una misa y luego un almuerzo.
El 30 de agosto es el Día de la Enfermera en honor a Santa Rosa de Lima, Santa Patrona de las Américas, quien fue una gran enfermera quien se dedicó a atender a los enfermos más pobres y abandonados. La enfermería es una profesión muy sacrificada de mucha dedicación y amor al prójimo.
Quiero dar mis saludos en nombre mío y del Diario Trome a todas las enfermeras y en particular a las enfermeras adultas mayores.

El Café y el Adulto Mayor

¿Un adulto mayor puede tomar café?
Laura acude a consulta para preguntar si Dora, su mamá de 80 años, puede consumir café; había escuchado que el café era malo para los adultos mayores. Al revisar la historia clínica y examinar a Dora, observé que todo estaba en orden, le pregunté a Dora si le gusta el café. Ella respondió que lo consume todos los días desde los 15 años, lo disfruta, le alegra las mañanas y la espabila durante todo el día.
Si bien es cierto el café es una sustancia estimulante, y en algunas ocasiones está contraindicado, cuando ocasiona temblores, taquicardia, elevación de la presión arterial o trastornos del sueño. Pero si la persona que lo consume no presenta ninguno de esos problemas y por el contrario, el café le cae bien, no hay razón para prohibírselo, claro sin abusar ni exagerar.
Sigamos el ejemplo de Dora que disfruta todas las mañanas su delicioso café calientito para iniciar el día con esperanzas y energías.