Archivos de la categoría Derechos de los Ancianos

Leyes, regulación sobre los Derechos de los Ancianos

Navidad y Covid

<p class="has-drop-cap has-vivid-red-color has-text-color has-medium-font-size" style="line-height:1.7" value="<amp-fit-text layout="fixed-height" min-font-size="6" max-font-size="72" height="80">Rita de 83 años, se siente triste porque este año murió, por el Covid 19, su querido hermano Walter. Ella solía acudir a Misa de Gallo con Walter y su familia. Luego compartía con sus sobrinos los regalos y la cena navideña.Rita de 83 años, se siente triste porque este año murió, por el Covid 19, su querido hermano Walter. Ella solía acudir a Misa de Gallo con Walter y su familia. Luego compartía con sus sobrinos los regalos y la cena navideña.

Este año, debido a la pandemia, no irá a Misa de Gallo y tampoco acudirá a la cena navideña como acostumbraba. Como ser humano me dio pena por Rita, pero como médico Geriatra le expresé mi conformidad; no debemos de bajar la guardia con respecto a este virus. Continuemos con el distanciamiento social, el uso de mascarillas, el lavado de manos con agua y jabón y la aplicación de alcohol.

A pesar que la Navidad es una reunión familiar, no se recomienda grupos mayores de 6 personas, evitar las aglomeraciones y no nos confiemos. Evitemos acudir a centros comerciales para comprar regalos, son lugares potencialmente infectados.

El amor y cariño a nuestros seres queridos no está en lo material sino en nuestras acciones.

https://youtu.be/lG1flYfjYzM

Discriminación al Adulto Mayor

NO PERMITAMOS NINGÚN TIPO DE DISCRIMINACIÓN

Juan de 60 años, trabajó muchos años como mecánico en una gran empresa de transporte público, que se fue a la quiebra. Postuló a un taller de mecánica mucho más pequeño, el día del examen de selección, vio algunas miradas burlonas y risueñas de algunos postulantes jóvenes que acudían bien vestidos con sus diplomas universitarios, no les hizo caso. Cuando llegó el examen práctico ninguno de los jóvenes pudo resolverlo mientras que Juan lo hizo sin ningún esfuerzo.

El artículo 2° de la Constitución Política del Perú 1993 menciona que la persona tiene derecho a la igualdad ante la Ley, sin ser discriminado por ningún motivo, incluida la “edad”.

Lo aprendido por Juan durante una vida entera de trabajo, no lo enseña ninguna universidad, sino que se aprende a través de la experiencia de toda una vida.

Seamos empáticos y respetuosos y nunca discriminemos a nadie, ni por edad, sexo, ideas políticas o situación económica. Todos merecemos respeto.

Feliz Dia del Adulto Mayor

Feliz Dia del Adulto Mayor 

Ley de la Persona Adulta Mayor Ley Nº 30490 y de acuerdo al artículo 33 inciso 1 (referido a las fechas conmemorativas), de las que se declaró al 26 de agosto: Día Nacional de las Personas Adultas Mayores. En el artículo 33 inciso 2 dice a la letra: “Las entidades públicas y privadas incorporan en su calendario institucional las fechas conmemorativas, con la finalidad de promover la imagen positiva, revalorar y reconocer los derechos de la persona adulta mayor”. Promulgada el jueves 21 de julio del 2016 por el Congreso de la República y firmada por el entonces presidente de la República, Ollanta Humala Tasso.

Este 26 y todos los 26 de agosto se celebra el Día del Adulto Mayor en el Perú, en honor a la festividad de Santa Teresa Jornet de Ibrá, patrona de la ancianidad, que murió en Valencia, España, un 26 de agosto de 1897. Jornet fue fundadora de la congregación de las Hermanitas de los Ancianos Desamparados, obra que se extiende a Europa, América y África. En nuestro país opera en varias regiones, caracterizándose por el cuidado que les dedican a los adultos mayores en situación de pobreza.

Es decir que todos los 26 de agosto y en cumplimiento de la Ley del Adulto mayor, todas las entidades públicas y privadas no deberían dejar de considerar a este día. Así como se celebra y conmemora el Día de la Madre, del Padre y Navidad en las escuelas, se debe de promover esta fecha para que sea considerado como una celebración importante del calendario. Incluso algunas instituciones celebran el día de Carnavales y hasta Halloween. El niño aprende con el ejemplo, sea este el bueno o el malo. Si les enseñamos buenos ejemplos serán buenos ciudadanos y si les enseñamos los malos no serán buenos ciudadanos.

Debemos de promover no solo este día para que los jóvenes aprendan a respetar y a valorar a la persona adulta mayor, y no solo verla como una persona extraña y lejana a él, sino verlo como una persona que es un familiar, al que se le debe de respetar y querer, así como reconocer el aporte a la familia, e incluso a la patria cuando ellos estuvieron jóvenes.

El mundo está envejeciendo, la esperanza de vida está aumentando año tras año, por tanto cada vez habrá más personas adultas mayores en la comunidad. Las autoridades políticas y sanitarias, deben de promocionar la salud y la prevención de las enfermedades para alcanzar un envejecimiento exitoso o por lo menos un envejecimiento digno.

Debemos de prepararnos para este mundo que envejece día a día, se deberían de promocionar un poco más las ciudades amigables con los adultos mayores, para que estos puedan gozar de un lugar digno donde vivir, así también las autoridades deberán de adaptar los hospitales y centros de salud para atender a la población de adultos mayores con todas sus características.

El tema recién comienza, pero las predicciones estadísticas nos dicen que en el año 2030 (que no falta mucho) habrá el doble de adultos mayores y para el 2050 esta estimación poblacional se triplicará.

Quedan muchas cosas por hacer en el Perú:

* La firma de la “Convención Interamericana sobre la protección de los Derechos Humanos de las personas Adultas Mayores” OEA 2015.

* La Reglamentación de la Ley del Adulto Mayor Ley Nº 30490.

* La Reglamentación de la Ley N° 30795 Ley para la Prevención y Tratamiento de la Enfermedad de Alzheimer y otras demencias (28 de mayo del 2018).

* Reglamentación actual de las Casas de Reposo.

* Formación en las universidades en temas de geriatría y gerontología.

* Adaptación de los Centros de Salud a una población que envejece.

* Fomento de ciudades amigables con el Adulto Mayor.

Que esta fecha nos sirva para tomar conciencia sobre la importancia del adulto mayor, todos en algún momento llegaremos a ser personas adultas mayores y nos gustará que la sociedad esté preparada correctamente para favorecer un envejecimiento digno.

A nombre de Diario UNO y mío en particular, deseo darles un feliz y fraternal abrazo a todas las personas adultas mayores del Perú, en especial a la más pobres y en situación de dependencia.

Ahora los dejo, voy a terminar de preparar la marquesina alusiva al Día de la Persona Adulta Mayor en el Servicio de Hospitalización en donde trabajo.

Los Adultos Mayores y la Comunidad LBGT

Hablar de este tema, de la comunidad LBGT, es decir de Lesbianas, Bisexuales, Gays y Transexuales, es un tema tabú, más aun si se trata de adultos mayores que pertenecen a esta comunidad (existen en toda sociedad, aunque se quiera ocultar).

Antiguamente las personas que no eran heterosexuales eran llamadas homosexuales, del tercer sexo (término actualmente descartado) o gays tomado del inglés. No vale la pena mencionar todas las jergas y maneras vulgares de cómo la gente se ha referido a este grupo poblacional. Debido a que las anteriores denominaciones no eran integradoras sino, más bien, dispersoras y discriminatorias, actualmente se habla de la comunidad LBGT para incluir a todo este grupo de minorías.

Las personas LBGT, han sufrido a lo largo de la historia, no solo discriminación, sino que han estado fuera de la ley, por lo que han sufrido privación de su libertad como cárcel, destierro, vivir de manera informal, torturas y penas de muerte.

El 28 de junio se celebra el “Día internacional de la comunidad LBGT”, también conocida como el Día del orgullo LBGT, antiguamente conocido como el Día del orgullo gay. Se celebra y recuerda este día en memoria del 28 de junio de 1969, en el Pub Stonewall, de Greenwich Village, en Nueva York, en donde hubo una feroz represión con muertos incluso de personas LBGT. Luego el colectivo se organizó para disponer de lugares donde pudieran reunirse libremente sin temor a ser arrestados. Desde esa fecha la comunidad LBGT realiza sus marchas en carros alegóricos, desfiles etc. Incluso se ha popularizado tanto que en muchas ciudades del mundo se celebra. Dadas las libertades actuales y a manera de protesta (la cual no comparto) algunos desfilan semidesnudos, y realizan actos obscenos delante de todo el mundo incluso de niños para expresar su “orgullo”, pues muchos no estamos de acuerdo con el mensaje equivocado que se entiende con esas demostraciones, y es mi humilde opinión: orgullo sí, libertinaje no.

En España el gobierno del dictador Francisco Franco, que se caracterizó por ser muy conservador y porque persiguió a grupos de personas que no pensaban como su régimen dictatorial, persiguió y apresó a muchas minorías. Muchos de estos sobrevivientes que en su momento de juventud fueron perseguidos por pertenecer a la comunidad LBGT, ahora son personas adultas mayores y han creado la “Fundación 26D”, pues un 26 de diciembre de 1978, se modificó la Ley del Dictador Franco, que se llamaba “Ley de Peligrosidad y Rehabilitación” que había sustituido otra Ley de 1933 “Ley contra los Vagos y Maleantes”, en donde incluían a todos los grupos minoritarios o comunidades no afectos a dicho régimen (comunistas, gitanos, masones, protestantes y comunidad LBGT)

Ahora bien, si la comunidad LBGT aún no está bien integrada y reconocida en la sociedad, se imagina Ud. ¿cómo se encontrarán las personas adultas mayores de esta comunidad? La persona adulta mayor es discriminada y apartada solo por el hecho de ser persona adulta mayor.

La Fundación 26 D de España tiene como lema “Trabajando con los mayores LBGT”.

En la Declaración Universal de los Derechos Humanos de las Naciones Unidas, se refiere que “ninguna persona debe de ser discriminada ya sea por sexo, edad, raza, cultura, etc”. Por lo tanto los adultos mayores no deben de ser discriminados por sus ideas, edad, raza o cultura, más bien es un grupo poblacional que debería de ser protegido porque pertenecen al grupo de personas vulnerables.

En la actualidad algunas personas van cediendo a estos prejuicios, incluso hay series de TV con actores de talla internacional como Jane Fonda y Lily Tomlin que actúan como adultos mayores LBGT, en la serie “Grace and Frankie” de Netflix en donde dos mujeres casadas y con familia luego de haber vivido más de cincuenta años en “la clandestinidad”, deciden “salir del clóset” y empezar a vivir una vida juntas, los dos personajes. Hay otras series más y algunas con muy buena acogida por parte del público.

Para terminar, ninguna persona debe de ser discriminada por sus ideas, pensamientos, color de piel, estado social, civil y estado económico y si estas personas pertenecen a este grupo minoritario darles nuestro apoyo y más aún si se trata de una persona adulta mayor. En nuestro país existen muchos LBGT que han reconocido públicamente su opción sexual, entre ellos personas del espectáculo, congresistas, periodistas, etc., muchos más que aun no se atreven a hacerlo, si son adultos mayores la situación es más difícil debido a la reacción negativa de los familiares y amistades, pues aun es muy difícil que muchos los acepten, aun hay mucho por entender.

Bueno, ahora los dejo, voy a atender a mi paciente el Sr. XXX, quien es un profesional exitoso, muy inteligente y que ha ocupado altos cargos para el Estado y quien es un adulto mayor LBGT.

Las Ciudades Amigables con las personas Adultas Mayores

Las Ciudades Amigables con las Personas Adultas Mayores 

Ya hemos conversado en algunas ocasiones, en esta misma columna lo que es el Envejecimiento Saludable y Envejecimiento Activo; el primero relacionado al nivel de independencia funcional para desarrollarse dentro de su casa y su comunidad de manera libre e independiente y el segundo, el Envejecimiento Activo, como la oportunidad que tiene el adulto mayor de participar activamente en la comunidad como un miembro más de ella con voz y voto, que su opinión sea escuchada y su participación sea reconocida.

Pero para que pueda darse el Envejecimiento Saludable y el Envejecimiento Activo de manera adecuada, cualquier persona y especialmente la persona adulta mayor debe de desarrollarse en un ambiente apropiado idóneo para vivir y lograr la mayor participación del adulto mayor.

Por lo tanto, es obligación de los gobiernos, ya sean estos; centrales o regionales, incluidos los municipales, esforzarse para que la comunidad en donde vive la persona adulta mayor sea amigable y saludable para que pueda vivir dignamente, adecuando y adaptando el entorno social y la infraestructura arquitectónica a las necesidades del adulto mayor. Las ciudades y comunidades amigables con las personas mayores fomentan el envejecimiento activo y saludable favoreciendo a las personas mayores: el envejecer de un modo seguro; donde no sufran situaciones de pobreza; seguir creciendo y desarrollándose en lo personal.

En el año 2007 la OMS, Organización Mundial de la Salud, publicó una Guía la “Global Age-friendlyCities, A Guide” en donde se resumen los requisitos que se necesita para considerar a una ciudad como ciudad amigable con las personas adultas mayores.

Resumiendo la Guía de la OMS, entrelos requisitos que se requieren para considerar una ciudad como amigable son:

Tener espacios libres, con bosques o parques en donde el adulto mayor pueda gozar de aire fresco y sano.

Transporte público adaptado a las necesidades del Adulto Mayor.

Viviendas adaptadas con rampas y elevadores, ambientes ventilados, iluminados y sin pisos resbaladizos .

Participación social.

Respeto e integración social

Participación cívica y empleo.

Comunicación e información.

Apoyo de la comunidad y servicios de salud.

Así mismo, la OMS ha creado la Red Mundial de Ciudades Amigables con las Personas Adultas mayores en donde, se establecerán relaciones entre las ciudades participantes, intercambio de información entre ellas, sobre todo las que han tenido practicas exitosas, cooperación con apoyo técnico y capacitación y el fomento de intervenciones apropiadas y sostenibles.

En la actualidad ya existen algunas ciudades que han calificado como Ciudades amigables con el adulto mayor y esa distinción se lo otorga la OMS, luego de un proceso de evaluación (la ciudad o distrito debe de postular y calificar). Luego que es considerado como una “ciudad amigable con la persona adulta mayor” puede entrar a la red y gozar de los beneficios, el mantener dicho estado es primordial pues lo puede perder.

Se vienen las elecciones municipales, en nuestro país, ya hay una gran cantidad de postulantes para la alcaldía de Lima y de todos los distritos, muchos candidatos son personas preparadas, otros oportunistas con buena o mala intención. Lo cierto es que quienes salgan favorecidos y beneficiados del voto popular se acuerden del adulto mayor. Recordar que el adulto mayor ya representa el 10% de la población total de nuestro país y la tendencia sigue creciendo. Así como se pensó alguna vez en parques y zonas de recreación para los niños, (sin quitarles ningún beneficio a los niños), sugiero que vayan pensando en parques y zonas adecuadas para el adulto mayor en donde puedan gozar del aire libre y practicar alguna actividad ya sea de manera grupal o individual, dependiendo de su estado funcional. Algunos podrán ir solos y otros en sillas de ruedas llevados por otra persona, pero todos gozarán del ambiente natural. Hagamos de nuestra ciudad una ciudad amigable para el adulto mayor

Ahora los dejo, me voy a una clase de taichi con un grupo de adultos mayores que me han invitado a entrenar con ellos en un parque muy bonito, espero no caerme. Hasta Pronto y gracias.

El Adulto Mayor y el Día del Trabajador

El Adulto Mayor y el Día del Trabajador

Esta semana que ha terminado, se celebró en todo el mundo el Día Internacional de los Trabajadores, en homenaje a los mártires que fueron asesinados un 1 de Mayo de 1886 en la ciudad de Chicago Estados Unidos.

Simplemente reclamaban un trato justo para el trabajador, mejores condiciones de trabajo, entre ellas la jornada de ocho horas. Gracias a esos mártires ahora gozamos de algunos privilegios laborales y las condiciones laborales actuales son más justas, como la jornada de ocho horas, vacaciones, acceso a la seguridad social y luego de unos treinta a cuarenta años de trabajo continuado al cumplir los 65 años el trabajador tiene derecho a la jubilación recibiendo un pago mensual (muy pequeño lamentablemente) y acceso a la atención médica a través del Seguro Social.

En nuestro país lamentablemente no todos gozan de estos beneficios, muchas personas trabajan más de ochos horas al día, no tienen vacaciones, no tienen Seguro Social y no gozarán de un sistema de pensiones para cuando se jubilen.

En el Perú existen dos sistemas de pensiones (tema que abordaremos en un futuro muy próximo) que son el Sistema Nacional de Pensiones y el Sistema Privado de Pensiones, pero ambos relacionado a aquellas personas que durante su etapa laboral cotizaron de manera constante a cualquiera de ambos sistemas, para que llegado el día de su jubilación puedan acceder a una renta mensual que como ya se ha mencionado no cubre los gastos mínimos, pero algo es algo ya que de alguna manera reciben un aporte.

El gran problema es con aquellas personas adultas mayores que trabajaron durante toda su vida de manera legal y decente, pero que por ignorancia o cualquier otra circunstancia no pudieron aportar a cualquiera de los sistemas de pensiones por lo tanto ahora que se encuentran en la etapa de la adultez mayor no cuentan con una pensión para poder sobrevivir.

Estos adultos mayores que no reciben ninguna renta mensual y que no tienen el apoyo de sus familiares (en muchos casos sus familiares se apoyan en ellos) tienen que trabajar, a edades en la que ya deberían de estar descansando. De ahí que muchas veces vemos en muchos lugares a adultos mayores trabajando como vigilantes, taxistas o de vendedores.

Ahora bien, si el adulto mayor de manera voluntaria luego de jubilarse aún se siente con fuerzas y energías para poder continuar trabajando en buena hora. De acuerdo a la Ley peruana la edad de jubilación es a los 65 años y en algunas instituciones se le permite a la persona continuar trabajando hasta los 70 si lo desea, para pueda continuar recibiendo un mejor sueldo. La mayoría de los que continúan trabajando no lo hacen porque deseen trabajar sino porque les van a reducir de manera dramática su sueldo, así que por lo menos tendrán unos cinco años de mejores pensiones. Y a nivel docente se amplió hasta los 75 para aquellos profesores que aun deseen continuar enseñando y brindando sus conocimientos pero sobre todo su experiencia (las cosas que no están en los libros, sino en la universidad de la vida) a los más jóvenes ávidos de aprender.

El gobierno anterior creó un programa Pensión 65 (tomado de la experiencia de otros países)para aquellos adultos mayores en edad de jubilación que no recibían ningún tipo de ingreso y el cual debían de acreditarlo, para que lo pudiera recibir, pero que era o es casi una propina.

Estos adultos mayores que incluso no tienen una pensión y continúan trabajando de manera informal, tampoco cuentan con acceso a la salud en la Seguridad Social porque no son aportantes al sistema, a pesar que la salud es un Derecho Humano, quedándoles el sistema del SIS que es el Seguro Integral de Salud del Ministerio de Salud (MINSA); que como sabemos es un sistema que funciona a medias no cubriendo todas las enfermedades del Adulto Mayor.

Se deben de mejorar las condiciones de vida del adulto mayor, pues pertenece al grupo de poblaciones vulnerables por lo que debería de recibir protección y trato especial por parte de la sociedad y del estado y que en nuestro país sucede todo lo contrario, son discriminados y marginados.

En nombre del Diario UNO y el mío propio deseo rendir un tributo y reconocimiento a todos los trabajadores del país y en especial a los Adultos Mayores que aún continúan trabajando parar llevar un pan para comer a sus familias.

 

Las Casas de Reposo. Segunda Parte

Debido a la gran cantidad de correos en donde, fue muy comentado, y donde se hicieron preguntas y críticas constructivas sobre el artículo de la semana pasada, hemos visto por conveniente hacer una segunda parte de este tema tan controversial, por lo tanto hablaremos sobre las casas de reposo, y la situación actual de las mismas en el Perú y de paso hacer algunas precisiones.

De acuerdo a la Ley 30490, “Ley de la persona adulta mayor”, promulgada el 20 de Junio del 2015 por el Presidente Ollanta Humala Tasso, según el artículo 2, se denomina adulto mayor a aquella persona por encima de los 60 años de edad.

El año 2010, el Ministerio de la Mujer y Desarrollo social MIMDES a través de la Resolución Ministerial 594 – 2010, edita la primera guía básica de Atención Integral para Personas Adultas Mayores en Centros Residenciales, denominándolas CARPAM Centro de Atención Residencial para Personas Adultas Mayores.

Luego el 12 de enero del 2012, el Ministerio de la Mujer y Desarrollo Social MIMDES cambia de nombre al de Ministerio de la Mujer y Poblaciones Vulnerables MIMP.

Ese mismo año, en el 2012 se aprueba el Reglamento de Organización y Funciones de dicho Ministerio MIMP y se establece que dicho ministerio es la entidad del Estado que se encarga de la protección integral del Adulto Mayor en concordancia con la Política nacional y los acuerdos internacionales.

El nombre de CARPAM (los Centros de Atención Residenciales para Personas Adultas Mayores) nuevamente es modificado por el Decreto Supremo 004 – 2016 del MIMP al de “Centro de Atención para Personas Adultas Mayores” CEAPAM.

Debido a que estos nombres varían según el gobierno de turno, y nos confunden a los ciudadanos de a pie, continuaremos denominándolos Casas de Reposo para mejor entendimiento y dejaremos el nombre CEAPAM cuando tratemos de documentos oficiales.

Vimos en el artículo anterior que en la actualidad la gran mayoría de las Casas de Reposo son negocios familiares, que los realizan con fines de lucro totalmente legítimo, en donde ofrecen un producto y obtienen una ganancia. Que para obtener la licencia de funcionamiento el Ministerio de la Mujer debe de dar un visto bueno, luego la municipalidad del distrito da la licencia de funcionamiento (previo visto bueno de defensa civil).

La gran pregunta que me han realizado muchos de nuestros lectores es, ¿Qué pasa con las personas adultas mayores que no tienen los medios económicos para sufragar un casa de reposo privada?, que son las que precisamente existen en el país.

Para las personas de escasos recursos existe el Asilo Canevaro (Centro de Atención Residencial Geronto-Geriátrico Ignacia Rodulfo Vda. De Canevaro) que lo administra la Beneficencia Pública de Lima y que en la actualidad está lleno de huéspedes y por otro lado existen algunos centros regentados por religiosos, que en algunas situaciones cubren la totalidad de la estancia o parte de la misma, pero son muy pocos y a la vez se encuentran totalmente colapsados.

Suena duro expresarlo pero es la realidad, “para que ingrese un nuevo miembro debe de morir otro”.

Cuando se creó el Programa Vida Digna del Ministerio de la Mujer, para los Adultos mayores en situación de calle, se pensó que podría ser la solución al gran problema con los adultos mayores sin ningún tipo de recurso, pues según la Ley los Adultos Mayores deben de recibir protección del Estado, no solo casa, abrigo y comida sino velar por su dignidad. Y que precisamente es el Ministerio de la Mujer el encargado de ejecutarlo.

Como muchas veces sucede en nuestro país, el papel aguanta todo, y la realidad es otra.

La gran pregunta es: ¿Qué está haciendo el Estado con los adultos mayores abandonados, aquellos en situación de pobreza? Existe un documento internacional promulgado por la OEA, Organización de Estados Americanos, que es la Convención Interamericana sobre los Derechos Humanos de las Personas Adultas Mayores y que el Perú aun inexplicablemente aun no lo ha suscrito, habiéndose comprometido a hacerlo hace pocos años, quedó en promesa.

Espero que el Presidente Vizcarra firme esta Convención Internacional que va a beneficiar a los Adultos Mayores del Perú.

Las Casas de Reposo

Las Casas de Reposo

Un tema muy controversial

 

Antiguamente eran regentados por los sacerdotes y monjas, como un acto de caridad con el anciano desamparado, para aquellos que no tenían un techo donde dormir y ni un pan que llevarse a la boca, eran llamados “asilo de ancianos” (asilo del latín “asilos” que significa refugio), posteriormente fueron denominados hospicios, relacionados a los ancianos moribundos.

Conforme fueron progresando las sociedades, estos asilos dejaron de pertenecer a los curas y pasaron a formar parte del Estado y se denominaron “centros de beneficencia”.

De acuerdo a las Naciones Unidas “la Salud es un Derecho Humano inalienable y no negociable, al que todas las personas deberían de acceder” y por otra parte, los adultos mayores son considerados “población vulnerable”, por lo que requeriría del cuidado y protección tanto por el Estado como por la Sociedad, aunque en nuestra sociedad se observa todo lo contrario.

Actualmente se vive mucho más, aumentando dramáticamente el número de adultos mayores, muchos de ellos en situación de discapacidad o dependencia y por otro lado, las familias se han reducido en número, así mismo el rol de la mujer en la sociedad ha cambiado y ya no se queda en la casa a cuidar de los padres sino que tiene sus propios trabajos y profesiones.

De tal manera que al disminuir el número de hijos, al haber cambios en el rol de la mujer dentro de la sociedad y por otro lado el aumento de la esperanza de vida pero con un aumento de la enfermedad crónica, con ancianos con discapacidad o dependencia que requiere del cuidado permanente de otra persona, de tal manera que no pueden quedarse solos en casa, crea la necesidad de un lugar donde permanecer, surgiendo de una manera casi explosiva las casas de reposo o centros geriátricos.

En el Perú las casas de reposo son negocios familiares y como todo negocio el objetivo es obtener una ganancia económica. Existe en la actualidad una normativa por parte del Ministerio de la Mujer y Población Vulnerable (DECRETO SUPREMO Nº 009-2010-MIMDES) en donde dan una serie de Normas para el adecuado funcionamiento y la obtención de la licencia de funcionamiento de estos centros.

Las casas de reposo en la actualidad son un mal necesario, puesto que lo ideal es que el familiar adulto mayor viva y finalmente fallezca en su domicilio, las circunstancias en algunas situaciones obligan a llevar a nuestros familiares a estos centros privados. Lo ideal es contratar a un cuidador para que lo atienda en la casa mientras los hijos trabajan o viven fuera de la ciudad o en general tienen sus propios problemas. Por esa razón no debemos de juzgar a un hijo que lleva a su familiar a una casa de reposo, pues cada uno tiene sus propios problemas y estoy seguro que para haber tomado una decisión como ésta, lo han debido de pensar muchas veces.

Recomendaciones para elegir una casa de reposo

1. Que quede cerca al domicilio, para acudir de manea regular a visitar a nuestros familiares y por otro lado estar atentos a cualquier emergencia. Es un tabú creer que una casa fuera de la ciudad como en Chosica o Cieneguilla es mejor, para que le dé el sol; pues la lejanía hará que no vayamos a visitar a nuestros padres.

2. Que tenga licencia de funcionamiento, la formalidad en este tipo de instituciones privadas es fundamental. Se supone que para que el Estado le haya otorgado la licencia de funcionamiento, ha pasado un control de calidad, por el Ministerio de la Mujer, el municipio del distrito en donde queda ubicada y por Defensa Civil.

3. Que tenga un médico responsable, que no necesariamente esté de manera permanente todo el tiempo las 24 horas pero sí que conozca a los ancianos residentes.

4. Que cuente con una enfermera licenciada para la administración diaria de las medicinas.

5. Que haya limpieza y buena higiene.

6. Que cuente con personal interdisciplinario, terapeutas físico, ocupacionales, psicólogos, nutricionista etc.

7. Que tenga puertas abiertas para visitas, algunas casas de reposo no dejan que acudan a visitar a su paciente, argumentando que no es hora de visita.

8. Que cuente con personal empático con el adulto mayor.

9. Que ofrezcan una buena dieta balanceada.

10. Que sea asequible económicamente.

Bueno ahora me voy a visitar a mi tía Juanita y voy a llevarle un bizcocho a la casa de reposo.

Dr. Carlos Sandoval Cáceres

Médico Geriatra

 

Urge que el Gobierno Peruano firme la adherencia a la Convención Interamericana sobre la Protección de los Derechos Humanos de las Personas Adultas Mayores

Urge que el Gobierno Peruano firme la adherencia a la Convención Interamericana sobre la Protección de los Derechos Humanos de las Personas Adultas Mayores

El 10 de diciembre de 1948 en París se firmó la Declaración Universal de los Derechos Humanos, un documento que fue un hito para la historia de la humanidad. Hasta antes de esa fecha, tanto en Europa como en el resto del mundo, las personas tenían categorías, desde el nacimiento, los nobles o aristócratas, los ricos, el pueblo e incluso existían los esclavos, y los derechos de las personas, eran diferentes unos de otros. Antiguamente las personas nacían con más y menos derechos que otros, por lo tanto la justicia no era equitativa para todos.

Esta Declaración supone en primer lugar el reconocimiento universal de que los Derechos Humanos básicos y las libertades fundamentales son inherentes a todos los seres humanos, inalienables y aplicables en igual medida a todas las personas, que cada persona ha nacido libre y con igualdad de dignidad y de derechos. Independientemente de la nacionalidad, lugar de residencia, género, etnia, color de piel, religión, idioma o cualquier otra condición.

Así mismo existe un grupo de personas que son consideradas como población vulnerable, es decir aquellas que se encuentran en estado de desprotección o incapacidad frente a una amenaza a su condición psicológica, física y mental entre otras. Son grupos de personas excluidas tradicionalmente por razones, de educación, sociales, económicas entre otras.

Dentro de este grupo de población vulnerable se encuentras los Adultos Mayores quienes son precisamente la población vulnerable que requiere de la mayor atención por parte de los Estados y los grupo gubernamentales, es la población que consume la mayoría de los recursos hospitalarios, como la utilización de salas de emergencias, de operaciones, camas de hospitalización, consultas externas, medicamentos y procedimientos.

Sin embargo a pesar de ser un grupo considerado como vulnerable, con esta población ocurre lo opuesto, es decir es un grupo de personas discriminadas, o sea lo opuesto a la Declaración Universal de los Derechos Humanos.

Los Adultos Mayores tienes su Propia Declaración Universal

El 15 de junio del 2015 en la Organización de Estados Americanos OEA, se elaboró un documento muy importante la Convención Interamericana sobre la Protección de los Derechos Humanos de las Personas Adultas Mayores.

Este es el primer instrumento jurídico específico en materia de los Derechos Humanos de las personas adultas mayores para promover, proteger y asegurar el reconocimiento y pleno goce y ejercicio, en condiciones de igualdad, dirigidos a todas las personas adultas mayores de la región a fin de contribuir a su plena inclusión, integración y participación en la sociedad.

Este documento reconoce que la persona a medida que envejece debe de seguir disfrutando de una vida plena, independiente y autómata, con salud, seguridad, integración y participación activa en las esferas económicas, social y cultural y política de sus sociedades.

La salud, el envejecimiento activo es un Derecho Humano, por lo tanto no es negociable e independientemente del gobierno o sistema de gobierno debe de ser suscrito y adherido.

El Perú aun no firma la Adherencia a Este documento

Pese la entonces candidata a la segunda vicepresidencia (Dra. Mercedes Aráoz Fernández)  en remplazo del candidato a la Presidencia de la República (Dr. Pedro Pablo Kuczynski) se comprometió a firmar la Convención, hasta la fecha el Gobierno aún no ha se ha adherido.

El argumento del Gobierno peruano en no firmar la adherencia a la Convención es que uno de los puntos que se plantea es que el Gobierno brindaría seguridad social para todos los Adultos Mayores. Sabemos que el sistema de la salud del Perú básicamente está separado entre asegurados (quienes cotizan y han cotizado al Seguro Social, para recibir una prestación de salud) y quienes no cotizan al Seguro, recibirían la prestación de salud a través del Ministerio de Salud, quien cuenta con el SIS Seguro Integral de Salud.

Si bien es cierto, no se le puede dar seguridad social a todas las personas que no han cotizado a Essalud, pues en la actualidad el Seguro Social  funciona mal como sistema y al recibir una inmensa proporción de nuevos adherentes, el Seguro colapsaría, es obligación del Estado Peruano dar cobertura de salud a quienes no tienen Essalud.

Recordemos que el acceso a  la salud es un Derecho Fundamental del Ser Humano, por lo tanto sugiero que el Estado debe de potenciar el SIS e inscribir a todos los Adultos Mayores que no tengan Seguridad Social y de una vez por todas elaborar un Plan Nacional realista, objetivo y que soluciones los problemas actuales del adulto mayor, como fortalecer Atención Primaria de la Salud, potenciar el sistema de atención domiciliaria para adultos mayores en situación de dependencia y e incentivar la Promoción de la Salud y la Prevención de la enfermedad.

Muchas Gracias

 

Dr. Carlos Sandoval Cáceres

Médico Geriatra

pachogeriatra@yahoo.es